Sevilla mantendrá cerrados oficialmente sus más de 350 parques infantiles

  • El Ayuntamiento alega que los requisitos establecidos por la Junta no se pueden cumplir en "una gran ciudad" como la capital hispalense.
  • ​Pese al cierre y los avisos, muchos padres siguen llevando a sus hijos a jugar en estas áreas. 
  • ​Entidades vecinales consideran la medida "prudente" porque estas zonas son "vías de contagio".
Una niña, acompañada por su madre, juega en un parque infantil cerrado por el Ayuntamiento.
Una niña, acompañada por su madre, juega en un parque infantil cerrado por el Ayuntamiento.
FERNANDO RUSO

El regreso a las aulas este mes de septiembre ha supuesto una relativa vuelta a la normalidad para los más pequeños de la casa que, sin embargo, seguirán sin poder jugar en los parques infantiles de la ciudad, al menos, de manera oficial. 

Y es que el Ayuntamiento de Sevilla no tiene previsto, "de momento", reabrir las 357 zonas de juegos que hay en la ciudad, al considerar que "los requisitos" que ha establecido la Junta, autoridad competente en lo que a la Covid-19 se refiere, "son inviables para una gran ciudad como Sevilla", tal y como aseguran a 20minutos fuentes municipales, que aluden, además, a la actual "evolución de la crisis sanitaria" en la capital, con cifras de nuevos contagios diarios en la provincia que son, junto con las de Málaga, las más altas de Andalucía.

Los parques se cerraron con motivo del decreto del estado de alarma en todo el país, que se levantó el 21 de junio. Apenas unos días después, el Consistorio aseguró que estaba trabajando en un "protocolo" que permitiera la reapertura de las áreas infantiles de la ciudad "con todas las garantías y cumpliendo" los condicionantes establecidos por la Junta, lo que iba a requerir, afirmaba el Ayuntamiento, "contrataciones, recursos humanos y materiales y presupuesto". 

Lo que la Consejería de Salud estableció concretamente en su orden del pasado 19 de junio fue que los parques infantiles podían volver a abrir respetando siempre un aforo máximo de una persona por cada cuatro metros cuadrados y aplicando una desinfección diaria en las áreas de contacto comunes, especialmente los juegos.

Una niña, en presencia de dos mayores, atraviesa la valla colocada para evitar la entrada a un parque infantil.
Una niña, en presencia de dos mayores, atraviesa la valla colocada para evitar la entrada a un parque infantil.
FERNANDO RUSO

Las zonas infantiles, por tanto, siguen cerradas sobre el papel, aunque, en la práctica, hay muchos padres que han vuelto a llevar a sus hijos a los columpios. Pero el Ayuntamiento insiste, tajante: "Los parques están precintados" y, aunque admite que a veces estos precintos "se rompen", las cintas de protección que impiden el paso "se renuevan periódicamente y, además, todos cuentan con una señalización que indica que no se pueden utilizar" por el coronavirus.

"Que sigan cerrados, porque son un foco de contagio", asegura a este periódico el padre de dos niños, uno de cuatro años y otro de casi dos, que en estas circunstancias ha optado por llevar a sus pequeños a una plaza "para que corran por allí" en vez de al parque infantil al que acudían normalmente. Explica que ellos, al fin y al cabo, "lo que quieren es estar en la calle y ver a sus amigos", aunque sea a cierta distancia, por lo que no llevarlos a una zona de juegos específica "tampoco supone un problema".

Con cierta indignación, además, asegura que ha visto en varias ocasiones a niños montados en los columpios y toboganes, "sin desinfectar, por supuesto", puntualiza. Mantiene que "los precintos de la entrada se pueden romper, pero los que ponen en los juegos, con muchos nudos, esos no se los lleva el viento, esos hay que romperlos a propósito, que es lo que hacen algunos padres". Y concluye: "La gente no quiere llevar a los niños al colegio, pero a los parque sí".

Varios jóvenes pasan el rato dentro de un parque infantil cerrado en Sevilla.
Varios jóvenes pasan el rato dentro de un parque infantil cerrado en Sevilla.
FERNANDO RUSO

En términos similares se ha pronunciado la Federación Local de Entidades Vecinales de Sevilla (Feves), que afirma que los parque infantiles "son una vía de contagio importante" y considera que su cierre por parte del Consistorio hispalense es "una medida prudente". Las tareas constantes de desinfección serían "muy complicadas de llevar a cabo", continúan explicando desde la entidad vecinal a este periódico, que señala, además, que en este tipo de espacios, como en otros al aire libre, "conviven niños con personas mayores", lo que hace aún más difícil la situación. Entienden que haya padres que aleguen que sus hijos necesitan jugar, pero desde la federación vecinal lo tienen claro: en una situación como la que se vive actualmente, "hay que mirar por el bien común".

Parque precario

Aunque por el momento no se pueden utilizar, hay un grupo de padres que han querido aprovechar para denunciar las condiciones en las que se encuentra el parque infantil de la plaza de la Contratación. Explican que, por un lado, en la zona en la que se encuentra este espacio infantil "hay dos tramos de escaleras que son un peligro para los niños".  

Los padres lamentan que el parque "siempre está sucio", y no solo ahora porque se utilice menos. "Antes de la pandemia ya estaba así", afirman. Y denuncian que "hay siempre varias personas que duermen allí y utilizan el parque como si fuera su casa". "En pleno centro, que se supone que es una zona que debería cuidarse más por el turismo, es inadmisible", concluyen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento