Por qué cuando se obtenga la vacuna no significará que se haya acabado la pandemia del coronavirus

Dos ampollas con muestras de una vacuna contra la COVID-19, en una imagen de archivo.
Dos ampollas con muestras de una vacuna contra la COVID-19, en una imagen de archivo.
ANTONIO LACERDA / EFE

Toda la sociedad occidental está centrada en la consecución de una vacuna que pueda acabar con la pandemia del coronavirus. Pero no todo es tan fácil. De hecho, ni siquiera en el momento en el que se pueda anunciar que ya exista la vacuna se podrá afirmar que la pandemia está finiquitada.

La CNN recoge las declaraciones de doctor Umair Shah, que dirige el departamento de Salud del condado de Harris, en Texas: "Con la gripe porcina había muchas piezas móviles. Llevó muchas semanas no sólo organizarlo todo, sino implementarlo y hacerlo de manera segura y efectiva. Y eso que era una pandemia suave".

Por eso, Shah cree que la cosa será mucho más complicada con el coronavirus y que todavía queda mucho camino hasta acabar con la pandemia.

"Soy optimista con cautela sobre si tendremos una vacuna al final de este año", dijo el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. "Pero no va a ser como apagar un interruptor o encender otro. Va a ser gradual", añade.

Tener una vacuna no significa tener inmediatamente una vacuna aprobada, distribuida y en los brazos de millones de personas.

En Estados Unidos, la vacuna debe ser autorizada por el Gobierno de Estados Unidos, un proceso que normalmente conlleva meses o incluso años. Pese a que el Gobierno de Estados Unidos ya ha anunciado que acelerará los trámites, la vacuna tiene que pasar sí o sí por un comité de expertos.

Incluso pasando por todos los pasos, las vacunas se pondrán primero a grupos de riesgo, por lo que no generarán la inmunidad de rebaño necesaria para extinguir la pandemia. Eso llevará tiempo, incluso si la vacuna está lista en enero, según los expertos consultados por CNN.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento