Detenido un vecino y amigo de la familia de Manuela Chavero: habría confesado haberla matado

El caso en torno a la desaparición de Manuela Chavero parece estar empezando a esclarecerse tras cuatro años de exhaustiva investigación. Según fuentes próximas a la investigación, la Guardia Civil ha detenido a uno de los sospechosos, que además ha confesado haber matado a la mujer.
El caso en torno a la desaparición de Manuela Chavero parece estar empezando a esclarecerse tras cuatro años de exhaustiva investigación. Según fuentes próximas a la investigación, la Guardia Civil ha detenido a uno de los sospechosos, que además ha confesado haber matado a la mujer.
Lugar del registro del presunto asesino de Chavero.
ATLAS

El caso en torno a la desaparición de Manuela Chavero parece estar empezando a esclarecerse tras cuatro años de exhaustiva investigación. Según fuentes próximas a la investigación, la Guardia Civil ha detenido a uno de los sospechosos, que además habría confesado haber enterrado a la mujer en una finca que en el pasado fue de su propiedad

El hombre, de 28 años, ha sido detenido este jueves en Monesterio (Badajoz), el mismo municipio en el que Chavero, desapareció en julio de 2016. Según han informado varios medios que han tenido acceso a fuentes próximas del caso, el detenido, vecino y conocido de la familia de la víctima, ha reconocido a los investigadores haber asesinado a la mujer de 42 años. 

El autor -que actualmente se encuentra en dependencias de la Guardia Civil de Zafra- se habría derrumbado durante la declaración ante los agentes, que procederán a realizar varios registros en su domicilio y en el municipio a lo largo de este viernes. 

Según han anunciado fuentes de la investigación, el sospechoso ha asegurado que la enterró en una finca agrícola de su propiedad, que habría vendido posteriormente a otra persona, aunque asegura que el motivo de la muerte fue un golpe en la cabeza tras sufrir un accidente.

Todas las señales apuntaban al detenido tras la carta anónima que la hermana de Manuela, Emilia Chavero, recibió y entregó a los investigadores, y en la que se acusaba al ahora arrestado como sospechoso de la desaparición de la mujer. La misiva, por tanto, fue el factor determinante que llevó a los agentes a detener al sospechoso para tomarle declaración, tras las pruebas que habían ido recopilando desde el inicio y que ya colocaban al hombre como uno de los principales sospechosos de la desaparición. "La carta alertaba de que alguien vio algo o alguien habló algo. Ha llegado este golpe de suerte, si no ese no hubiese soltado prenda", ha afirmado la hermana en una entrevista en la Cadena Cope.

"Los investigadores nos llamaron a las nueve de la noche de ayer para decirnos que habían detenido a una persona. Al principio no nos querían decir quién era, pero yo insistí y me lo dijeron. Aún no ha hablado, hablará a lo largo del día", ha explicado Emilia a la misma emisora, asegurando que el sospechoso se trata de "una persona violenta que estaba obesionada con mi hermana".

"Había cierta esperanza" de hallarla con vida

José Carlos Chavero, el hermano de Manuela, ha manifestado que "había cierta esperanza" de encontrarla con vida. "Van a ser días muy duros", ha dicho José Carlos, cuya familia siempre tuvo un hilo de esperanza de encontrar a Manuela con vida, a pesar de que ya habían pasado más de cuatro años desde su desaparición. 

Cuatro años desaparecida

La detención se ha llevado a cabo después de que la Unidad Central Operativa (UCO), junto personal del servicio de Criminalística de la Guardia Civil y a la Comandancia de Badajoz, llevase a cabo en la mañana del pasado 27 de agosto una serie de gestiones "que estaban pendientes por hacer" en el domicilio de Chavero, donde podrían haber encontrado pruebas que esclarecieran hechos determinantes del caso. 

Manuela Chavero desapareció la madrugada del 4 al 5 de julio de 2016, con 46 años. El último día del que se tuvieron noticias suyas fue desde su domicilio, donde se hallaron las llaves de la víctima, su documentación y el móvil. Además, no se había llevado tampoco las llaves de su casa y dejó la televisión y la luz de su casa encendidas. 

Ahora, sus familiares y dos hijos esperan poder concluir el caso y saber, después de cuatro años, qué sucedió con Manuela Chavero. "Ha dejado a toda una familia destrozada y a dos niños sin su madre", ha zanjado la hermana de la víctima durante la entrevista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento