¿Vida extraterrestre en Venus? Claves para entender la importancia del hallazgo de fosfina en el planeta vecino

Imagen de archivo de la atmósfera de Venus
Imagen de archivo de la atmósfera de Venus.
NASA
Imagen de archivo de la atmósfera de Venus.
NASA

Un grupo de científicos ha detectado fosfina en las nubes altas de Venus, un posible indicio de que hay vida en este planeta. En el estudio publicado este lunes en la revista Nature Astronomy han participado investigadores de cuatro universidades anglo-americanas (Universidad de Cardiff, la de Manchester, la de Cambridge y el Instituto Tecnológico de Massachusetts). 

El equipo científico internacional detectó por primera vez la fosfina usando el telescopio James Clerk Maxwell en Hawai y lo confirmó usando el radiotelescopio Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (ALMA) en Chile. En la Tierra, este gas solo se fabrica de forma industrial o por microbios que prosperan en ambientes libres de oxígeno. La detección de fosfina podría apuntar a vida aérea extraterrestre, según apunta la Agencia Espacial Europea (ESA).

"Creé un proyecto en 2016 para ver si podíamos buscar deliberadamente fosfina en las nubes altas de Venus", dice Jane Greaves, astrónoma de la Universidad de Cardiff y dirigente del estudio. "Dado que hicimos esto con dos observatorios independientes, podemos decir con un alto grado de confianza que encontramos fosfina", aseguró en la rueda de prensa organizada por la Royal Astronomical Society donde explicaron estas conclusiones. "Es inesperado y emocionante".

¿Qué es la fosfina? 

El anuncio de estos científicos se resume en que se ha encontrado fosfina-también conocida como fosfano PH3-, un gas incoloro, inflamable y tóxico que huele a ajo o a pescado podrido. Su presencia apunta a que podría haber vida en las nubes de Venus ya que se asocia con microbios que viven en entornos donde no hay oxígeno. 

"En la Tierra, la fosfina es letal para los seres vivos", así lo expuso Andrew Turner, autor principal de un estudio dela Universidad de Hawaii en Mānoa publicado en septiembre de 2018. Por ello, este hallazgo indica que ese planeta tiene el "potencial" de albergar o haber albergado vida.

¿En qué cantidad?

La profesora Jane Greaves dice que el nivel de fosfina es de alrededor de "20 partes por mil millones". Los organismos podrían crear fácilmente esta cantidad de fosfina, pero querían tener mucho cuidado y descartar otras posibles fuentes de fosfina.

A pesar de que la cantidad de fosfina detectada por los científicos en la atmósfera venusiana es baja, concluyen que es mucho mayor de la que habría si su origen no fuese biológico.

¿Dónde fue hallada y cuál es su origen?

Los investigadores han explicado que la “presencia aparente” de fosfina fue detectada en las capas nubosas de Venus. "El PH3 podría tener su origen en una fotoquímica o geoquímica desconocida o, por analogía con la producción biológica de PH3 en la Tierra, a partir de la presencia de vida", explican en el estudio. Por tanto, aún desconocen su origen.

¿Es una pista suficiente?

No, no lo es. Los mismos científicos aseguran que esto es un indicio, pero que se necesitan más ejemplos para asegurar que hay o hubo vida en Venus. Además, los astrónomos tienen que realizar cálculos para ver si la fosfina proviene de procesos naturales en Venus.

Advierten que falta algo de información; de hecho, el único otro estudio del fósforo en Venus provino de un experimento de aterrizaje, llevado a cabo por la misión soviética Vega 2 en 1985. Lo cierto es que este compuesto se halla también en Júpeter y Saturno, pero no es de origen biológico.

¿Hay vida en Venus?

No es exactamente así. “No estamos afirmando que hemos encontrado vida en Venus”, aclara Sara Seager, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y parte del equipo y señala que el hallazgo "solo constata una química anormal inexplicada”.

“Los volcanes podrían producir partículas de fosfina en Venus. O podría ser un proceso exótico y desconocido. O podrían ser microorganismos. No lo sabemos”, detalla William Bains, también del MIT

Por tanto, estos científicos no han encontrado evidencia directa de organismos vivos allí. Lo que sí creen es que su descubrimiento es significativo porque puede descartar muchas formas alternativas de producir fosfina, aunque reconocen que confirmar la presencia de "vida" requiere mucho más trabajo.

¿Es definitivo este estudio?

A pesar de ser un hallazgo impresionante, la investigación sigue y hasta ahora no es definitivo que lo que se haya encontrado sea fosfina. Una de las astrónomas, Clara Sousa Silva, ahora está liderando un esfuerzo con Jason Dittman en MIT para confirmar aún más la detección de fosfina con otros telescopios.

Los autores señalan que se necesitan más observaciones y modelos para estudiar el origen de este gas en la atmósfera de Venus y que deben buscarse otras características espectrales del PH3, además de plantear que un muestreo in situ en sus nubes y superficie permitiría examinar de cerca las fuentes de este gas y resolver el misterio.

También esperan mapear la presencia de la molécula en la atmósfera de Venus, para ver si hay variaciones diarias o estacionales en la señal que sugieran actividad asociada con la vida. Realmente, queda un largo proceso donde la comunidad científica tiene que profundizar en lo obtenido para dar por hecho que hay indicios inequívocos de vida en Venus.

¿Es habitable Venus?

Venus es un planeta vecino de la Tierra y presenta un tamaño, masa y composición rocosa similar. Pero nuestro planeta es un mundo habitable de océanos y lagos templados, mientras que la superficie de Venus es un paisaje hirviente con temperaturas que alcanzan más de 400 grados Celsius y un aire sofocante

Venus tiene un demoledor efecto invernadero, una presión superficial aplastante y nubes de ácido sulfúrico, Este plante no es amigable para la vida tal como la conocemos, y las pocas naves espaciales que la humanidad ha enviado a la superficie de Venus solo han resistido unos minutos.

A unos 40 a 60 km sobre la superficie, la atmósfera de Venus es la más parecida a la Tierra de cualquier otro lugar del Sistema Solar. Allí, Venus tiene una presión de aire de aproximadamente 1 bar y temperaturas en el rango de 0 ° C a 50 ° C. A pesar de que las nubes altas de Venus tienen temperaturas agradables, son increíblemente ácidas, alrededor del 90% de ácido sulfúrico, lo que plantea problemas importantes para que los microbios sobrevivan allí.

¿Qué puede aportar este hallazgo?

Una de las autoras, Clara Sousa Silva, ha asegurado que encontrar fosfina en Venus es "un regalo inesperado". "El descubrimiento plantea muchas preguntas, por ejemplo, cómo podrían sobrevivir algunos organismos. En la Tierra, algunos microbios pueden hacer frente hasta a un 5% de ácido en su entorno, pero las nubes de Venus están casi completamente compuestas de ácido ".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento