Denunciado el propietario que recuperó su casa aprovechando que los okupas estaban de vacaciones

Manuel es entrevistado en 'El Programa de verano' junto a su vivienda.
Manuel es entrevistado en 'El Programa de verano' junto a su vivienda.
TELECINCO

El dueño de un piso okupado en Mataró (Barcelona) vio la posibilidad de recuperar su propiedad cuando se enteró de que los okupas se iban de viaje a Ibiza. Entró en el piso aprovechando esa ausencia, y ahora se enfrenta a una denuncia por un delito de coacciones y por haber cambiado la cerradura.

Manuel Márquez le alquiló el piso a un amigo hace seis años por la cantidad acordada de 400 euros al mes. Como tenían relación de amistad, no reflejaron el pacto en ningún contrato, y el inquilino solamente pagó los tres primeros meses de alquiler, y no ha vuelto a abonar ningún importe desde entonces. Además, se instaló con su pareja, dos perros y algunos vecinos comentan que también sus dos hijas.

Hace unos días, se enteró a través de las redes sociales de que este inquilino y su pareja se iban de vacaciones a Ibiza, y también de que habían contratado un sistema de alarma para no perder la vivienda, según comentó Manuel a las cámaras de Telecinco. Fue entonces cuando aprovechó para entrar y comprobó, según sus declaraciones, que la casa estaba "hecha una pocilga".

Según el diario ABC, los vecinos del bloque están "atemorizados" por la actitud de la pareja de inquilinos ilícitos que supuestamente lanzan gritos, amenazas e incluso ha habido agresiones. Este comportamiento ha llegado a provocar que algunos vecinos hayan decidido mudarse por miedo a los okupas, según el medio.

El propietario reconoció hace unos días que temía que los okupas le denunciasen por allanamiento de morada o coacciones, temores que se confirmaron hace poco cuando recibió denuncias por haber cambiado la cerradura y por delitos de coacciones. Manuel tendrá que declarar ante los Mossos d'Esquadra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento