¿Aceptarías cobrar en negro? Una cuarta parte de los españoles están dispuestos

  • Un 22% dice haber ingresado en B entre el 21% y el 60% de su salario.
  • Casi un tercio de los directivos están abiertos a recibir parte de su salario en B.
Persona trabajando con billetes de euros
Persona trabajando con billetes de euros
©️[ptnimages] a través de Canva.com

Cobrar en negro es una realidad para miles de trabajadores españoles. El mercado laboral español lo ha asumido desde hace décadas. Y las cosas no cambian, con el perjuicio que eso supone para el empleado y para el erario público. Está claro que el trabajador no elige; más bien, no le queda otra.

De modo que ¿aceptarías cobrar en negro? Una cuarta parte de los españoles responden que sí, que están dispuestos, según un estudio de InfoJobs. En concreto, uno de cada cinco españoles (23%) estaría dispuesto a recibir ingresos en B. Los hombres están más predispuestos: un 25% frente a un 22% de las mujeres.

Los encuestados más jóvenes, de entre 16 y 24 años, constituyen el colectivo con mayor voluntad a cobrar en negro (39%) y, de hecho, es el grupo que declara en un mayor porcentaje haber recibido este tipo de ingresos en los últimos tres años (30%). En cambio, sólo un 20% de los mayores, de entre 45 y 65 años aceptaría recibir un salario en B y, asimismo, se observa que sólo un 9% de estos encuestados afirma haber recibido este tipo de ingresos en los últimos tres años.

Por nivel formativo, aquellos que cuentan con una formación no reglada están más dispuestos a percibir un salario en negro (41%) y también quienes sólo han cursado estudios básicos (30%). Una predisposición que, en este caso, está alineada con la realidad ya que del informe se desprende que el 30% de los encuestados con estudios no reglados afirma haber cobrado en B una parte de sus ingresos en los últimos tres años. En concreto, el 31% de ellos señala haber recibido entre el 21% y el 60% de sus ingresos por trabajar en negro.

El 40% de los directivos que cobran en B dicen que es para completar su salario

La situación laboral también influye a la hora de plantearse recibir ingresos en B y, en este sentido, se observa una mayor disposición a recibir este tipo de salarios entre los desempleados (31%) en comparación con los ocupados (21%).

Llama la atención el porcentaje de encuestados que ocupan cargos directivos y que reconocen estar abiertos a recibir parte de su salario en B. Así lo afirman un 29%. De hecho, un 15% de estos "jefes" dicen haber cobrado este tipo de ingresos en los últimos 3 años. Un 38% de ellos afirma haber recibido entre el 21% y el 60% de su salario en B. El motivo principal que aluden es que necesitan completar su salario (el 40% de ellos así lo afirman). 

La empresa no da otra opción de pago

De entre aquellas personas que declaran haber cobrado en negro en los 3 últimos años, más de la mitad (69%) afirma haber percibido por esta vía hasta el 20% de sus ingresos y uno de cada cinco (un 22%) señala haber ingresado en B entre el 21% y el 60% de su salario.

Por edades, son los encuestados de entre 35 y 44 años quienes declaran en mayor porcentaje (73%) haber cobrado en negro en los últimos tres años hasta el 20% de sus ingresos, seguido de los jóvenes entre 25 y 34 años (72%) y entre 16 y 24 años (69%).

Quienes cobran en B aseguran que la empresa no les da otra opción (lo dice el 50%). Es también el principal motivo al segmentar por edades, ocupación, por nivel laboral y por nivel de estudios.

El segundo motivo que cita un 29% de los encuestados es la necesidad de completar su salario, mientras que un 7% apunta a no querer pagar impuestos desproporcionados y un 4% señala no querer perder la prestación por desempleo o porque se trata de trabajos interpersonales de pocas horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento