Alerta fin de semana: dos días grandes de ocio a las puertas de la segunda ola del coronavirus

Gente protegida con mascarilla pasea por los comercios de las calles del centro de Córdoba.
Gente protegida con mascarilla pasea por los comercios de las calles del centro de Córdoba.
EFE

España está sufriendo ya una segunda ola del coronavirus, aunque algunos todavía se resistan a llamarlo así. Los rebrotes, en su mayoría, están asociados a reuniones familiares, sociales y a locales de ocio nocturno. Precisamente ahí ha residido el riesgo a las puertas de un fin de semana que supondrá una nueva operación salida para la segunda quincena de agosto. Por eso, las comunidades autónomas ya están tomando medidas cada vez más drásticas.

Canarias, por ejemplo, dio este jueves pasos importantes. El Gobierno autonómico decidió que se retrocede y se opta por restringir el ocio nocturno, después de que uno de los mayores brotes que se han producido en las islas se encuentra relacionado con ello. En lo que a la mascarilla se refiere, Canarias es la última comunidad en hacerla obligatoria; ahora todo el territorio español cuenta con esa medida.

En concreto, en lo que se refiere a las discotecas y al ocio nocturno, Torres expone que se "vuelve atrás", a lo dispuesto en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) el 20 de junio, que recogía que los locales de discotecas y demás establecimientos de ocio nocturno podrán abrir al público exclusivamente los espacios al aire libre, para consumo sentado en mesa, con un aforo en terrazas del 75%, siempre manteniendo la distancia interpersonal, además de no permitir pistas de baile.

Además, Sanidad ha acorado este viernes con las comunidades autónomas "por unanimidad" que se prohíba fumar en la vía pública o al aire libre (tanto cigarrillos como cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco) si no se puede r dos metros de distancia de seguridad, tal y como han aprobado Galicia o Canarias, como medida de prevención frente al Covid-19. Asimismo, también se ha fijado el cierre de todas las discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones en directo.

El contexto, según Fernando Simón no es igual que en marzo, porque el "colapso sanitario" no está cerca "ni mucho menos", tal como explicó en rueda de prensa. Eso sí, hay que tener en cuneta que los fines de semana aumenta el riesgo: más viajes, reuniones, grupos, vacaciones, etc. El Gobierno, con todo, de momento no valora un nuevo confinamiento.

"No estamos como en marzo, aunque la situación es alarmante", reconoce a 20minutos María José García, portavoz del sindicato de enfermería Satse. "Ahora se da más importancia a la atención primaria y se hacen las PCR para confirmar", además "se hacen más pruebas que al principio. Eso sí, García reconoce que "hay recomendaciones generales" por parte de Sanidad, pero cada centro toma sus propias decisiones. "Hay actuaciones dispares". Esas discrepancias son las que precisamente quiere resolver Sanidad.

Otro colectivo que se mantiene en alerta es el de la educación. Quedan tres semanas para el inicio del curso y nada está claro. Simón ha abogado este jueves por la vuelta a las aulas en septiembre porque hay que "aprender a vivir" con el virus, que es "algo puntual", pero la educación es una de las actividades "más importantes que se pueden hacer". En cambio, padres y profesores mantienen que no hay unas directrices para la vuelta y que el peligro de contagio va a ser alto si se mantiene la situación actual.

"Si es necesario dar un paso más y cerrar los colegios de una zona o una provincia concreta o de toda España, se valorará", ha dejado claro antes de precisar que, "en principio, tenemos que aprender a convivir con el virus, nos guste o no", añadió el director del CAAES. Pero de momento, el verano avanza y con él las vacaciones de muchos ciudadanos que saltan del riesgo al disfrute, cada vez con más restricciones para controlar los rebrotes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento