Diario de una rastreadora de Covid: "Tienes que creer en el ser humano, si alguien quiere mantener en secreto un contacto, lo hará"

Un 'rastreador' de Covida 19 contratado por Sanidad
Un 'rastreador' de Covida 19 contratado por Sanidad
GVA - Archivo

Están ocupando portadas durante las últimas semanas. Su trabajo es fundamental para controlar los rebrotes de coronavirus, pero se trata de una labor desconocida para muchos. Los rastreadores y rastreadoras son también primera línea ante la posible "segunda ola" de la que hablan algunos expertos, pero sigue quedando una duda clave: ¿cómo es el día a día de un rastreador y qué hace realmente?

M. P. -prefiere que no se dé su nombre completo por precaución- trabaja como rastreadora en Barcelona desde hace tres semanas. Cuenta a 20minutos que forma equipo con otra compañera. "Somos dos personas y se da entre media jornada y jornada completa, es un intermedio, por ejemplo de 8 de la mañana a 3 de la tarde", explica. Además, "los días son todos iguales" y ella, como profesional, está "integrada en el equipo del Centro de Atención Primeria". Eso lo dejan claro "desde el primer día". 

El proceso es aparentemente sencillo. "Vas llamando a todas las personas que son casos posibles o positivos por covid para saber qué contactos han tenido". A partir de ahí, informa "del proceso y del nivel de contactos" a cada persona a la que llaman y la colaboración de estas "depende un poco de la gente". Hay personas "que te cuentan su vida y personas a las que les cuesta un poco más".

Por otro lado, el nivel de llamadas cambia "en función del día". M. P. explica que "hubo jornadas de entre 30 y 40 llamadas" pero otras "la cifra baja un poco". Saben que su labor es fundamental. "El trabajo es insistir un poco en que te den la información" pero "la duda que más tienes es hasta qué punto se está perdiendo algún contacto", reconoce. Asimismo, tiene en cuenta que puede haber cierto secretismo. "Si la persona quiere mantener en secreto un contacto lo hará, no puedes ir puerta por puerta, al final es creer en el ser humano. "Lo que hacemos es preventivo", asume.

Lleva poco tiempo, pero sí ha notado cierta evolución. "El nivel de sospechosos y de positivos ha bajado un poquito", cuenta, pero hay una parte de incertidumbre. "En principio estaré un par de meses, pero irá en función de lo que se necesite", porque ahora en verano "ha ido todo muy rápido". Eso sí, celebra que el protocolo y los procesos "se van mejorando" y eso los profesionales lo agradecen. "En ese sentido estamos bien preparados", termina.

El Colegio de Médicos pone el grito en el cielo

También analiza la situación el Colegio de Médicos de Madrid, que ha calificado de "sorprendente" que el Gobierno regional trate de "parchear" la "ausencia de rastreadores" en volumen adecuado en la región con un "externalización", cuando existen profesionales calificados suficientes para hacer esa labor. De nuevo, ponen el foco en la atención primaria y avisan de su posible "desbordamiento" si no se controlan los rebrotes.

De hecho, la vicepresidenta del Colegio ya avisó hace días a través de las redes sociales. "Lamento decir esto: en cuanto a números de ingresos en Madrid estamos igual que el 5 de marzo. Siento mucha rabia y tristeza. Ni como sociedad ni como sanidad hemos aprendido casi nada. Y seguimos, los sanitarios asistenciales, muy cansados y agotados", expresó, encendiendo las alarmas para tratar de concienciar a la población.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento