Las tres claves de la marcha de Juan Carlos I: vida privada, dejar cumplir la misión a Felipe VI... y preservar el legado

Don Juan Carlos recibió al menos 30.000 euros de su asignación de 2020
Don Juan Carlos recibió al menos 30.000 euros de su asignación de 2020
Europa Press

El rey emérito, Juan Carlos I, ha comunicado a su hijo su decisión de trasladarse fuera de España. Así lo ha anunciado la Casa Real en un comunicado hecho público este lunes. Su decisión se produce tras las investigaciones abiertas por fiscales suizos y españoles sobre los supuestos fondos en paraísos fiscales.

En ese comunicado, que en realidad es la carta que el rey emérito ha entregado a Felipe VI, desliza los motivos de su marcha. En concreto, tres: preservar el legado, su vida privada y dejar cumplir su misión a su hijo.  

Vida privada

"Ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada..." Con esa frase, el rey emérito desliza que el principal motivo de su marcha no es otro que los hechos que se han desarrollado a lo largo de los últimos meses: el contrato de la construcción del AVE a La Meca, una investigación que asumió el 8 de junio la Fiscalía del Tribunal Supremo; los escándalos de Corinna Larsen... En realidad, los problemas de Juan Carlos se remontan a 2018, cuando la policía judicial de Suiza inició una investigación sobre él. Desde entonces, el goteo de noticias no ha cesado. 

Dejar cumplir la misión a Felipe VI

"Deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad", explica en la carta. Lo cierto es que ya hace un año Juan Carlos I se hizo a un lado para no deteriorar la imagen de la corona. El 2 de junio de 2019, en concreto, dejó de desarrollar actividades institucionales y se retiró de la vida pública, justo cuando se cumplían cinco años de su abdicación. Pero no fue suficiente. Casi un año más tarde, en marzo de 2020, Felipe VI usó un cortafuegos para desvincularse aún más de su padre: fue entonces cuando renunció a su herencia personal. Y ahora, solo cinco meses después de aquella decisión, Juan Carlos I dejará España para desligarse por completo de la actual Casa Real.

Preservar el legado

En el comunicado, además, el rey emérito hace referencia a las décadas en las que estuvo al frente de la Corona: "Deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen [...] He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona. Con mi lealtad de siempre. Con el cariño y afecto de siempre, tu padre".

¿Te parece bien la decisión del Rey Juan Carlos de abandonar España?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento