PSOE critica "caos" del sistema educativo y dice que la Junta ya ha eliminado seis unidades de centros públicos

La vicesecretaria general del PSOE de Málaga, Fuensanta Lima, ha criticado este martes "el caos" en el sistema educativo andaluz provocado por el gobierno de Juanma Moreno "mientras que ya se han eliminado para el próximo curso al menos seis unidades de centros públicos en la provincia".
Fuensanta Lima, Patricia Alba y Marcos Antonio Ruiz (PSOE) en rueda de prensa sobre educacion
Fuensanta Lima, Patricia Alba y Marcos Antonio Ruiz (PSOE) en rueda de prensa sobre educacion
PSOE MÁLAGA

En rueda de prensa, en la que ha estado acompañada por la diputada provincial Patricia Alba y por el secretario de Educación del PSOE malagueño, Marcos Antonio Ruiz, Lima ha criticado que la gestión de PP y Cs en el Ejecutivo regional "ha creado una auténtica emergencia educativa". "Estamos ante un Gobierno más preocupado por su imagen y por el autobombo que en solucionar los problemas de los andaluces y de las andaluzas", ha dicho.

Así, ha calificado de "muy grave" que, según los datos facilitados por las Ampas, "ya hay más de 120 alumnas solo en la provincia de Málaga a los que se les ha negado la opción de acceder a un centro público y se les ha reubicado en un centro de titularidad privada, es decir, concertado".

Los socialistas han precisado que la Consejería de Educación "habría eliminado ya cinco unidades en Educación Infantil y una de Educación Primaria, en concreto en el CEIP Fuente Alegre, de Málaga; en el CEIP La Campiña, de Cártama, en el de Las Cañadas de Las Lagunas, en Mijas; en el Flor de Azahar de la Estación de Cártama y otra en el CEIP Valle Inclán de Málaga".

Además, la dirigente socialista se ha referido a la brecha digital "que ha quedado demostrada desde el cierre de los centros educativos el pasado 13 de marzo, con más de 90.000 niños desconectados de la enseñanza online o telemática y 16.000 alumnos sin profesorado", así como a la supresión de las tres comidas diarias en julio y agosto, "que ha afectado a 30.000 alumnos a pesar de haberlo comprometido el Consejero de Educación en sede parlamentaria".

Lima también ha recordado que se ha llevado a cabo la apertura de los centros para el proceso de admisión "sin contar con el consenso de la comunidad educativa" o el procedimiento de matriculación telemática "absolutamente caótico y desesperante para las familias y los equipos directivos".

En este sentido, "ante la falta de planificación del ejecutivo regional", la también diputada en el Congreso ha reivindicado que "si la Educación Pública en Andalucía ha conseguido salir adelante en el último trimestre del curso 2010/2020 ha sido gracias a la implicación de toda la comunidad educativa: profesorado, equipos directivos, personal de administración y servicios, familias y el propio alumnado".

"Pero la vuelta a las aulas en septiembre y encarar un nuevo curso escolar no pueden confiarse a una ansiada normalidad que nadie puede garantizar; aún menos, cuando estamos contemplando con estupor que Moreno, que tiene el mando único hace semanas en Andalucía, es incapaz de afrontar los rebrotes por el COVID-19 y de tomar medidas", ha advertido.

Por ello, ante esta "grave situación" del sistema educativo de Andalucía, Lima ha destacado que "el PSOE ha registrado en el Parlamento andaluz una moción, consecuencia de una interpelación en materia de educación y de formación profesional, que se debatirá en el próximo pleno de la Cámara el día 23 de julio".

El documento socialista recoge 40 puntos en los que, entre otras cuestiones, se demanda la creación de un Fondo COVID para la Educación Pública de 1.500 millones de euros, la contratación de 30.000 docentes durante todo el curso escolar como demandan los sindicatos la bajada de las ratios a 20 alumnos en Primaria e Infantil y 25 en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional y un plan específico para combatir la brecha digital.

Asimismo, ha indicado que se incluye un Plan de Orientación Profesional para la Formación Profesional, atención especial al alumnado con necesidades educativas especiales, para la regulación de la situación del Personal Técnico de Integración Social (PTIS) e Intérpretes de Lengua de Signos (ILSES), y mesas de diálogo con las empresas de restauración colectiva -comedores escolares- y empresas de servicios auxiliares educativos (aulas matinales, extraescolares,etc).

"Seguimos ejerciendo una oposición firme y, al mismo tiempo, constructiva y propositiva para paliar el caos en el que Moreno Bonilla y su Gobierno han sumido a la Educación Pública", ha concluido.

Por su parte, la diputada provincial Patricia Alba ha criticado que el ejecutivo de PP y Cs "se ha visto literalmente desbordado por el proceso de matriculación, han tenido que salir los centros adelante planificando una entrega presencial de matrículas que era lo que se supone su gobierno tendría que haber evitado ante estas circunstancias".

Además, ha recordado que hasta el propio Defensor del Pueblo Andaluz "ha abierto investigación de oficio ya que 360.000 familias se han visto obligadas a acudir presencialmente a sus centros en plena pandemia para completar el proceso".

Para Alba, "el Gobierno de PP y Cs, con el apoyo de Vox, ha paralizado un año y medio las nuevas infraestructuras educativas pendientes en la provincia".

Así, ha indicado que desde diciembre de 2018, "fecha en se formó gobierno con la ultraderecha, el colegio de Carratraca sigue sin el arreglo del vallado por las inundaciones de noviembre de 2018, y seguimos sin novedades en el de Campillos, los nuevos IES de Marbella y de Teatinos, o las obras para quitar el amianto en Alhaurín de la Torre".

"En definitiva, han estado semanas reclamando un mando único que tenían y no saben ni ahora ni antes que hacer con él, pero aún peor no saben qué hacer para garantizar la seguridad del próximo curso escolar", ha lamentado, apuntando que "ahora es más necesario que nunca que los gobernantes no se olviden del alumnado más vulnerable, porque se ha visto privado de aspectos básicos, como es el plan que garantiza la alimentación diaria y el derecho a la educación".

La diputada ha asegurado que "ante la inacción del Gobierno andaluz, muchos ayuntamientos de la provincia han puesto en marcha planes y proyectos para paliar la brecha digital en municipios como Mijas, Cártama, Álora, Archidona, Benalmádena o Frigiliana para ayudar a niños que carecen de dispositivos informáticos y de conexión y no han obtenido respuesta de la Junta que era quien tenía que haberse preocupado de ellos".

Asimismo, ha criticado que hasta 17 municipios y zonas de Málaga capital "se quedan fuera del programa de refuerzo educativo", como son Alfarnate, Álora, Antequera, Arriate, Benalmádena, Atajate, Coín, Cómpeta, Cuevas de San Marcos, Cártama, Igualeja, algunos núcleos de Málaga Capital, como Vicente Espinel o María de la O, Marbella, Monda, Rincón, Sierra de Yeguas o Villanueva de Algaidas.

Alba ha mostrado el apoyo de los socialistas a la educación pública andaluza, a los centros educativos públicos, "a los únicos que son capaces de cambiar la vida de las personas y no dejar a nadie en el camino, ahora más que nunca, los centros y los magníficos profesionales necesitan nuestro apoyo".

Por último, Marcos Antonio Ruiz se ha referido a la situación del Instituto Albaytar en Benalmádena, apuntando que "la consejería no sabe dónde va a colocar a un determinado número de alumnos", al tiempo que ha criticado que en el municipio se haya paralizado proyectos pendientes. Ruiz ha afirmado que esta situación también se ve en el distrito malagueño de Carretera de Cádiz, "donde hay alumnos de Bachillerato por ubicar".

Así, ha pedido al consejero Javier Imbroda que, "si no sabe la educación en la provincia de Málaga y en Andalucía, deje que otros más capacitados sí lo hagan, deje paso".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento