Un bebé ha muerto en un centro de salud de Zaragoza, al parecer después de que sus propios padres le realizan una circuncisión ilegal, según explica la Policía Nacional en una nota. La propia Policía ha detenido a un matrimonio de nacionalidad nigeriana como presuntos autores de los hechos.

Una llamada al 091 alertó a la Policía de que había un bebé en estado grave en un barrio de la capital aragonesa. Tras acudir los agentes al lugar, comprobaron que no había nadie en el interior del domicilio. Según un vecino, la familia se había trasladado a un ambulatorio.

Los padres llevaron presuntamente al niño a un centro de salud cuando vieron que estaba grave
Mientras se efectuaban las gestiones para averiguar el centro al que habían acudido, responsables del propio ambulatorio llamaron al 091 comunicando que en sus instalaciones había un niño en estado muy grave.

Los agentes se trasladaron después hasta el centro de salud, donde los propios pediatras les habían informado del fallecimiento del menor. Según los propios facultativos, la causa de la muerte podría haber sido una circuncisión ilegal.

Los efectivos de la brigada de seguridad ciudadana procedieron entonces a la detención de los padres del bebé. Se trata de Nosa N. O., de 38 años, de Joy V., de 33 años. La Policía continúa las investigaciones para esclarecer los hechos, así como para identificar al autor material de los hechos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA