Demasiado drogado para maltratar: así ha sido la defensa de Johnny Depp en el tercer día de su juicio contra 'The Sun'

El actor Johnny Depp llegando a la tercera vista de su juicio en Reino Unido.
Johnny Depp llegando a la tercera vista de su juicio en Reino Unido.
Doug Peters / GTRES

Ya se pudo comprobar durante la primera jornada del juicio que está enfrentando a Johnny Depp contra al grupo editorial del periódico británico News Group Newspapers y al editor, Dan Wootton, por difamación y libelo en el diario The Sun, que el actor tendría que exponerse y decir la verdad sobre cuál ha sido su estilo de vida.

El segundo día no hizo sino corroborar que cada segundo de la relación del protagonista de Sleepy Hollow con Amber Heard fue visto por cada uno de ellos de una forma tan diferente que hasta lo más cotidiano o lo más surrealista (incluyendo un perro drogado) fue motivo de disputa y de quién fue la culpa.

Y ha llegado el tercero, en el que Sasha Wass, la abogada del grupo editorial, ha comenzado explicando cómo la Sra. Heard había sido sometida a "una prueba [de su amor] de tres días" durante los cuales el Sr. Depp "destruyó completamente" la casa en la que se alojaban motivado por el consumo indiscriminado de drogas.

Tal y como ella relataba, el intérprete estaba celoso de la actriz porque pensaba que estaba teniendo una aventura con James Franco, su "protagonista", en referencia a la película Retales de una vida, en la que ambos participaron en 2015, a la vez que él rodaba una de las entregas de Piratas del Caribeen Australia, donde se sucedieron los hechos.

Según Wass, Depp lanzó a Amber Heard contra una mesa de ping-pong y luego la empujó contra el frigorífico: "Le tiró del pelo y le dio una bofetada, le escupió en la cara mientras sostenía una botella de licor de la que bebía. Y durante todo ese tiempo le gritaba que la odiaba, la arrojó contra una mesa de ping-pong que se derrumbó".

La versión de Depp difiere: "Después del incidente en el que la Sra. Heard arrojó una botella de vodka y luego otra que me cortó la parte superior del dedo y fue extremadamente doloroso, comencé lo que probablemente era una especie de un colapso, sentí un colapso nervioso o algo así".

Depp, eso sí, admitió haber escrito en espejos y paredes usando el dedo herido porque "no quería vivir en aquel momento" y también que había definido su relación como "la escena de un crimen que estaba por suceder", pero renegó de la versión de Heard, en la cual ella llegó más tarde y aquello era "una carnicería" y que él le dijo "Mira lo que me has hecho hacer".

La abogada defensora le expuso: "En un momento, cuando estabas en la cocina, gritándole a la Sra. Heard, rompiste el teléfono de la pared y lo golpeabas repetidamente contra esta". "Es posible", dijo Depp, que sí recordaba haber arrancado el teléfono.

Wass: "En ese momento estabas realmente furioso, ¿no es cierto?". Depp: "Acababa de perder la punta de mi dedo y como músico, y como ser humano, es molesto". Wass preguntó entonces que por qué dijo que él mismo fue el responsable en un primer momento. Depp afirmó que fue para "proteger" a Amber cuando tuviera que decirle a la producción de la película que no podía trabajar.

Bahamas, 2014

También se ha tratado aquel agosto de 2014 cuando el actor se marchó a su isla privada en las Bahamas (que le había costado 3 millones y medio de dólares de acuerdo con el Daily Mail) junto a su ya entonces pareja, Amber Heard -se casaron al año siguiente-, para desintoxicarse por prescripción médica de Oxicodone, un opioide que él llamaba "Roxxies", y que acabó siendo el lugar de una enorme pelea (uno de los 14 incidentes con los que la editorial justifica el haberle llamado "maltratador" en uno de sus titulares y motivo del juicio).

En su declaración, Depp sostiene que "una de las cosas más crueles que ella Heard] hizo jamás" fue retenerle sus medicamentos para la desintoxicación, dejándole "sollozando como un niño" en el suelo, temblando y con calambres.

Sin embargo, Sasha Wass aseguró que la historia era diferente y para ello leyó varias notas del médico del actor, David Kipper, que aseguran que Depp "romantiza toda la cultura de las drogas y no tiene responsabilidad por su comportamiento", así como que "defendía de boquilla" a Elton John "más por su celebridad que por su lucha con la sobriedad".

Aseguró que Heard solo estaba actuando como enfermera y siguiendo las instrucciones de los profesionales médicos, por lo que "retenía las drogas que se suponía que el Sr. Depp no debía tener".

"¿Por qué tendría que ser ella quien tuviera las drogas que se suponía que yo no debía tener?", preguntó el actor de 57 años, a lo que Wass refirió una serie de mensajes de texto entre la actriz de Aquaman y una enfermera que se encontraba con ellos en la isla, al igual que varios doctores.

"Los problemas parecen haber surgido nuevamente. De repente él se estaba enfureciendo. Ahora está gritando, está tan enojado que me ha empujado y le he pedido que saliera. No quiero retenerlos [los medicamentos contra las drogas]", decía el mensaje.

La enfermera preguntó si debía acudir y Heard responde afirmativamente. Wass le preguntó a Depp por qué se inventaría eso su entonces pareja si no era cierto. "Solo puedo decir desde mi punto de vista que no estaba en condiciones físicas para maltratar a nadie. Niego haberla empujado o atacado de ninguna manera. No estaba en condiciones", fueron las palabras de Depp sobre su peor etapa con las drogas.

"Y esto [por los mensajes] es parte del engaño, ¿verdad?", cuestionó al actor Wass quien volvió a dar a entender que Heard lo tuvo todo siempre tan bien previsto como para tener una "una póliza de seguro" en caso de juicio. "No te sabría decir si ella siguió las instrucciones de la enfermera al pie de la letra".

Las notas médicas (en este caso de Connell Cowan, que trató a Heard) volvían a sacar a relucir el nombre de Franco y los celos de Depp: "Su película con JF [James Franco] precipitó una borrachera que llevó a JD [Johnny Depp] al hospital. Todos alrededor de él parecen estar intimidados por su poder y dinero. Nadie lo enfrenta". Para el nominado al Oscar esto solo demuestra que ella "estaba contándole chorradas a su psiquiatra".

Además, Wass enseñó pruebas del estilo de vida de Depp, entre ellas fotografías en las que se ve al intérprete desmayado en el suelo junto a la cama o una mesa de vidrio con varias botellas de alcohol, cuatro rayas de cocaína y su "caja de pastillas" en la casa de Heard en Los Ángeles, algo a lo que Depp ha añadido que su entonces mujer le animó a ese estilo de vida y de ahí que la fotografía fuese en su casa.

Por último, Wass recordó que el 22 de septiembre de aquel año, tal y como figura en los escritos del médico, Johnny Depp le pegó varios puñetazos a la pared durante una discusión y acabó "sentado en la cocina con los nudillos en carne viva".

"Parece ser que estabas expresando tu ira una vez más", comentó la abogada. "Prefiero expresar mi ira golpeando un objeto inanimado que a la persona que amo", respondió Depp.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento