Tres 'Länder' alemanes vetan a turistas de la zona afectada por el brote, donde 640.000 personas están en cuarentena

El país que más preocupa ahora mismo en Europa en la lucha contra el COVID- 19 es Alemania. 640.000 personas viven confinadas y en algunos casos separadas por vallas. Se trata de dos localidades enteras en Westfalia que vuelven a la situación del inicio de la pandemia. Algunos habitantes reciben bolsas de ayuda a través de las verjas ya que tienen restricciones para salir de los domicilios y están prohibidas las actividades de ocio.
El país que más preocupa ahora mismo en Europa en la lucha contra el COVID- 19 es Alemania. 640.000 personas viven confinadas y en algunos casos separadas por vallas. Se trata de dos localidades enteras en Westfalia que vuelven a la situación del inicio de la pandemia. Algunos habitantes reciben bolsas de ayuda a través de las verjas ya que tienen restricciones para salir de los domicilios y están prohibidas las actividades de ocio.
640.000 personas viven en cuarentena en Alemania en varias localidades tras un rebrote.
ATLAS

Tres estados federados alemanes han anunciado un veto a turistas procedentes de zonas próximas a la ciudad de Gütersloh, donde un brote de coronavirus en un matadero, con casi 1.800 casos confirmados entre empleados y su entorno, ha obligado a reintroducir medidas restrictivas.

Austria, por su parte, ha emitido una recomendación en contra de los viajes no solo a los distritos afectados, con un total de 640.000 habitantes en cuarentena, sino a todo el 'Land' de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado de Alemania, con 18 millones de ciudadanos.

El ministro de Interior austríaco, Karl Nehammer, ha justificado esta medida en la necesidad de "romper el círculo de infecciones", según ha indicado en una comparecencia en Berlín con su homólogo alemán, Horst Seehofer.

El ministro alemán, por su parte, ha expresado su comprensión tanto hacia la medida adoptada por el país vecino como por el veto dictado por algunos 'Länder' de Alemania y ha recordado que dichas competencias corresponden en su país a los poderes regionales.

Prohibición al hospedaje

Los estados federados de Mecklemburgo-Antepomerania, Baviera y Baja Sajonia han decretado una prohibición al hospedaje de personas procedentes de los distritos de Gütersloh y Warendorf, ambos afectados por el brote de la empresa cárnica Tönnies, en el 'Land' de Renania del Norte-Westfalia.

En principio, el veto al recibimiento de turistas de esas regiones se basa en el acuerdo alcanzado a principios de mayo entre los gobiernos federal y de los estados federados de aliviar las restricciones vigentes entonces, con el compromiso de reintroducir medidas en aquellas circunscripciones en las que se detecten más de 50 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en siete días.

No obstante, a otros distritos, donde se ha rebasado este tope de nuevas infecciones, como el de Gotinga, con un brote registrado en un bloque de viviendas, no se les ha impuesto este veto.

El lunes, catorce turistas que se encontraban en la isla de Usedom, entre ellos un matrimonio procedente de Gütersloh, se vieron obligados a emprender el regreso al serles negado el alojamiento por venir de una región con un elevada incidencia de contagios.

Exigencia de un certificado médico

Las autoridades de Mecklemburgo-Antepomerania exigen ahora un certificado médico a las personas procedentes de distritos como Gütersloh y Warendorf que acredite que no hay indicios de infección con el coronavirus.

En declaraciones a la televisión pública ARD, el jefe del gobierno de Baviera, Markus Söder, ha justificado la prohibición trasladada a hoteleros de alojar a personas procedentes de regiones con elevado número de contagios y ha asegurado que se trata de la seguridad no solo de los bávaros, sino también de los turistas.Ha recordado que quien presente un test negativo no tendrá problemas en encontrar alojamiento en Baviera.

Ha resaltado que los nuevos brotes, no solo en Gütersloh, sino también en varios bloques de edificios de Berlín, son una muestra de "cuán frágil es la nueva normalidad y que el coronavirus sigue siendo un gran desafío".

En tanto, el jefe del Gobierno del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, ha recomendado a los ciudadanos de la región realizarse el test gratuito para salir de dudas y poder emprender así con tranquilidad el viaje a su destino turístico. "Lo que no puede ser es que se estigmatice a personas del distrito de Gütersloh", ha reiterado el llamamiento que ya hizo ayer.

La portavoz adjunta del Gobierno federal, Ulrike Demmer, ha dicho por su parte en una rueda de prensa ordinaria que es competencia de los estados federados decidir cómo reaccionan a un brote en otro 'Land'.

640.000 personas en cuarentena

La reintroducción de medidas restrictivas, como la de reducir los contactos al núcleo familiar u otras formas de convivencia en un hogar y el cierre de locales e instalaciones públicas y privadas, afecta a los 640.000 habitantes de los distritos de Gütersloh y Warendorf.

Hasta ahora, los contagios verificados son en trabajadores de la planta cárnica o personas de su entorno y hay muy contados casos de infección en el resto de la población.

Los cerca de 300 test realizados a lo largo de este miércoles han confirmado esta tendencia, aunque se está a la espera de análisis posteriores para corroborarlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento