La tos repetitiva reduce drásticamente la eficacia de las mascarillas

Varios ciudadanos chinos con mascarilla caminan por la calle.
Varios ciudadanos chinos con mascarilla caminan por la calle.
EUROPA PRESS

Un estudio de la Universidad de Nicosia, en Chipre, ha revelado que las gotas de saliva pueden viajar incluso llevando mascarilla, y sobre todo cuando tosemos de manera repetida.

El estudio ha sido publicado por la revista Physics of Fluids. En él se explica que aun con mascarilla, las gotas de saliva pueden viajar a más de un metro de distancia. Si bien el estudio, firmado por Talib Dbouk y Dimitris Drikakis, recoge que el uso de la mascarilla es útil en tanto reduce a la mitad la transmisión de partículas en el aire, también explica que la tos recurrente reduce drásticamente la eficacia de las mascarillas.

Los científicos han recreado la contención de un ataque de tos con y sin mascarilla. En el primer tosido, la mascarilla contiene el 91% de las gotas, pero conforme se tose más, ese porcentaje se reduce, llegando a haber gotas que superan el metro de distancia. Si el ataque de tos dura 17 segundos, las gotas pueden alcanzar los 1,6 metros.

Estos datos se obtienen con viento cero, 20 ºC de temperatura y humedad del 50%. Con otras condiciones, los resultados pueden variar.

Las gotas, según el estudio, salen por los lados de la mascarilla, por lo que en la conclusión del estudio, Dbouk y Drikakis recomiendan que su uso se complemente con el distanciamiento social, así como que los trabajadores sanitarios lleven equipos de protección personal más completos, con cascos con filtros de aire.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento