Rosa María Sardà ha sido despedida en un acto "estrictamente privado"

Familiares y amigos de Rosa Maria Sardà visitan el Tanatorio de Sancho de Ávila de Barcelona
Familiares y amigos de Rosa Maria Sardà saliendo del tanatorio.
EUROPA PRESS REPORTAJES - BARCELONA

La actriz Rosa María Sardá, fallecida ayer en Barcelona de un cáncer a los 78 años, ha sido despedida este viernes en un acto "estrictamente privado", al que han asistido sus familiares y amigos más directos.

Este mediodía un coche con el féretro ha salido del tanatorio de Sancho de Ávila para dirigirse hasta el cementerio de Montjuïc, donde los restos de Rosa María Sardá han sido incinerados. 

Durante la tarde de ayer, su hijo Pol, así como sus hermanos Xavier y Fede, o su exmarido Josep María Mainat ya acudieron al tanatorio, en un momento en el que, por la pandemia de coronavirus, el aforo está limitado a una quincena de personas. 

Otros amigos que acudieron hasta el lugar fueron otro componente del grupo musical La Trinca, Toni Cruz, así como Boris Izaguirre, Carlos Latre, Manel Fuentes o Juan Carlos Ortega.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento