Trump amenaza con desplegar "miles de soldados" tras otro día de protestas en todo EE UU por la muerte de George Floyd

Policías empujan y rocían con espray de pimienta a un manifestante en Washington D.C., durante las protestas por la muerte a manos de la policía del afroamericano George Floyd.
Policías empujan y rocían con espray de pimienta a un manifestante en Washington D.C., durante las protestas por la muerte a manos de la policía del afroamericano George Floyd.
SAMUEL CORUM / EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó este lunes con el despliegue de "miles y miles de soldados fuertemente armados" y de agentes de la ley para detener los disturbios en Washington D.C. durante las protestas por la muerte hace una semana en Mineápolis del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de la Policía, unas protestas que, por séptimo día consecutivo, se repitieron este lunes por todo el país.

"Estoy movilizando todos los recursos federales, civiles y militares disponibles para detener los disturbios y los saqueos para poner fin a la destrucción y los incendios provocados y para proteger los derechos de los estadounidenses que respetan la ley", dijo el mandatario en un discurso en la Casa Blanca.

Además, se declaró dispuesto a desplegar al Ejército en las ciudades y estados que se nieguen a "tomar las medidas necesarias" para defender "la vida y la propiedad de sus residentes". "Hoy he recomendado enérgicamente a cada gobernador que despliegue a la Guardia Nacional en cantidades suficientes para que dominemos las calles".

Gases lacrimógenos en Washington

Casi al mismo tiempo de que Trump iniciaba su alocución, los efectivos de seguridad empezaron a lanzar gases lacrimógenos contra los manifestantes congregados en las inmediaciones de la mansión presidencial.

Por su parte, la Alcaldía del Distrito de Columbia, donde está Washington, amplió a cuatro horas a más el toque de queda en la capital estadounidense después de las protestas que este fin de semana dejaron destrozos en los alrededores de la Casa Blanca.

Manifestantes lanzan de vuelta botes de gas lacrimógeno arrojados por las fuerzas de seguridad en Washington D.C., durante las protestas por la muerte a manos de la Policía del afroamericano George Floyd.
Manifestantes lanzan de vuelta botes de gas lacrimógeno arrojados por las fuerzas de seguridad en Washington D.C.
SAMUEL CORUM / EFE

La restricción entró en vigor el domingo entre las 23.00 hora local y las 6.00, pero los manifestantes la desafiaron con hogueras en las inmediaciones de la residencia presidencial, bajo fuerte custodia del Servicio Secreto y de la Policía, y ataques contra establecimientos comerciales y fachadas en el centro capitalino.

Trump sale de la Casa Blanca

Tras el desalojo con gases lacrimógenos de los manifestantes, y minutos antes del comienzo del toque de queda, Trump salió de la Casa Blanca y cruzó la plaza donde se han desarrollado las protestas los últimos tres días.

Trump salió a la Lafayette Square, el parque que hay frente a la Casa Blanca, por donde caminó y se dirigió a la iglesia episcopal de Saint John, en la que han rezado todos los presidentes de EE UU desde el siglo XIX.

El mandatario posó para las cámaras con una Biblia en la mano frente a las ventanas tapiadas de la iglesia, cuyo sótano fue uno de los lugares donde algunos manifestantes prendieron fuego durante las protestas del domingo, aunque el fuego no provocó daños. "El mejor país del mundo. Y vamos a mantenerlo seguro", aseguró Trump.

El presidente de EE UU, Donald Trump, posa con una Biblia junto a la iglesia episcopal de Saint John, en Washington.
El presidente de EE UU, Donald Trump, posa con una Biblia junto a la iglesia episcopal de Saint John, en Washington.
SHAWN THEW / EFE

La alcaldesa del Distrito de Columbia, Muriel Bowser, criticó el ataque de la policía federal a los manifestantes frente a la Casa Blanca para que el presidente pudiera salir a la calle caminando, justo antes del comienzo del toque de queda.

"Impuse un toque de queda a las 7 pm. 25 minutos antes del toque de queda y provocación de los oficiales, la policía federal usó municiones contra manifestantes pacíficos frente a la Casa Blanca, un acto que hará que el trabajo de los agentes del Departamento de Policía del Distrito de Columbia sea más complicado. ¡Vergonzoso!", tuiteó.

Toque de queda, protestas y saqueos en Nueva York

Mientras, la ciudad de Nueva York quedó a partir de las 11 de este lunes por la noche y hasta las cinco de la mañana bajo toque de queda total, algo que no ocurría en toda la ciudad desde los disturbios de Harlem de 1943, también ocasionados por motivos raciales.

El toque de queda se decretó tras cuatro días seguidos de protestas, altercados con la policía y saqueos nocturnos en el corazón de Manhattan por la muerte de George Floyd.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, que hasta hace dos días se resistía a esa medida que otras ciudades de EE UU ya han tomado para devolver el orden, anunció el despliegue de 4.000 policías más, para un total de 8.000, y la prohibición hasta las 5 de la mañana todo movimiento no esencial.

Acción de protesta en Times Square, Nueva York, por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía.
Acción de protesta en Times Square, Nueva York, por la muerte de George Floyd.
JUSTIN LANE / EFE

En la tarde de este lunes, la ciudad fue testigo de numerosas protestas pacíficas realizadas por toda la metrópolis ante una importante presencia policial, a la espera de que entrase en vigor el histórico toque de queda.

Miles de personas se congregaron en la popular Times Square para mostrar, por quinto día consecutivo, su indignación, portando cientos de carteles y repitiendo el nombre de la última víctima de violencia racista de EE UU una y otra vez.

Desde ahí, los manifestantes desfilaron por la calle 42, una de las principales arterias del centro de Manhattan, gritando los ya familiares "No puedo respirar", "Sin justicia no hay paz" y "La vida de los negros importa".

Otras 2.000 personas también se manifestaban pacíficamente en Washington Square, en la zona sur de Manhattan, donde uno de los coordinadores exigía con un megáfono a los asistentes que evitaran todo tipo de interacción con los policías.

Manifestantes protestan en Brooklyn, Nueva York, por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía al ser detenido.
Manifestantes protestan en Brooklyn, Nueva York, por la muerte de George Floyd.
JUSTIN LANE / EFE

Después de caer el sol, comenzaron los primeros saqueos en Nueva York. A las 9 de la noche hora local, la enorme tienda de Microsoft de la lujosa Quinta Avenida estaba siendo saqueada por jóvenes manifestantes pese a los grandes tablones de madera colocados en las puertas del establecimiento para tratar de evitar un ataque, que fueron arrancados de cuajo.

Los primeros asaltos de las tiendas se producían pese a la importante presencia policial en la zona, con varios vehículos policiales a apenas dos manzanas de Microsoft.

No se libraron tampoco las tiendas de Nintendo, Michael Kors, Kate Spade o Barnes and Noble de la Quinta Avenida, mientras que la policía se enfrentó con jóvenes que irrumpieron en un establecimiento ubicado en el Rockefeller Center.

Dos encapuchados saquean una tienda en Madison Avenue, en Manhattan (Nueva York), durante los disturbios por la muerte a manos de la Policía del afroamericano George Floyd.
Dos encapuchados saquean una tienda en Madison Avenue, en Manhattan (Nueva York), durante los disturbios por la muerte a manos de la Policía del afroamericano George Floyd.
JUSTIN LANE / EFE

1.200 detenidos en Los Ángeles

En el condado de Los Ángeles, unas 1.200 personas fueron arrestadas este domingo por actos vandálicos durante las manifestaciones contra la violencia policial, y por la muerte de Floyd, informaron este lunes autoridades locales.

Además del destrozo de establecimientos en zonas como Santa Mónica y Long Beach, también se registraron algunos tiroteos en otros puntos de la ciudad, aunque no se confirmó si estaban directamente relacionados con las protestas.

El domingo fue uno de los días más angustiantes en la historia de Santa Mónica", dijo el alcalde de esa localidad, Kevin McKeown, en un comunicado divulgado por los medios locales.

Cientos de personas guardan un minuto de silencio durante una manifestación en San Francisco (EE UU) para pedir justicia por la muerte del afroamericano George Floyd y el cese de los abusos policiales contra las minorías raciales.
Cientos de personas guardan un minuto de silencio durante una manifestación en San Francisco (EE UU) para pedir justicia por la muerte del afroamericano George Floyd y el cese de los abusos policiales contra las minorías raciales.
MARC ARCAS / EFE

Por todo el país

En Dallas,Texas, la Policía utilizó también gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes a su llegada al puente Margaret Hunt Hill, donde se registraron enfrentamientos. Varios manifestantes que protestaban pacíficamente fueron detenidos, según informó  CNN. El toque de queda entró en vigor a partir de las 19.00 horas en Dallas, pero sólo rige en algunas partes de la ciudad, por lo que los manifestantes han marchado bordeando esas zonas.

Mientras, tropas de la Guardia Nacional y agentes de la Policía de Atlanta se desplegaron por el centro de la ciudad, en el estado de Georgia, para dispersar a los manifestantes cuando entró en vigor el toque de queda, a las 21.00 horas. Al llegar la hora, los manifestantes arrojaron proyectiles a la Policía, que respondió con gases lacrimógenos, según CNN. Después, expulsaron a las personas que continuaban protestando y la situación se calmó.

La Policía de Richmond, en Virginia, también utilizó gases lacrimógenos contra los manifestantes, después de advertirles de que pararan de intentar derribar algunas estatuas ubicadas en Monument Avenue.

Manifestantes se encaran a policías antidisturbios en Atlanta, EE UU, durante las protestas por la muerte a manos de la Policía del ciudadano afroamericano George Floyd.
Manifestantes se encaran a policías antidisturbios en Atlanta, EE UU, durante las protestas por la muerte de George Floyd.
ERIK S. LESSER / EFE

La detención de Floyd en Mineápolis el lunes pasado fue grabada por transeúntes con las cámaras de sus teléfonos móviles, que captaron cómo el agente Derek Chauvin le inmovilizaba en el suelo presionando su rodilla contra el cuello de la víctima durante casi nueve minutos hasta que se asfixió.

La autopsia del forense del condado de Hennepin de los restos de George Floyd determinó que su fallecimiento fue un homicidio. Según el documento, hecho público este lunes por el diario The Washington Post, Floyd pereció de "paro cardiopulmonar que se complicó con el subyugamiento, limitación y compresión del cuello".

Esa autopsia se hizo pública después de que el examen médico ordenado por la familia de Floyd se difundiera este lunes y confirmara que falleció por "asfixia debido a una presión sostenida".

El policía Chauvin, expulsado de ese cuerpo de seguridad, fue detenido y está acusado de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente.

Terrence Floyd (arrodillado, en el centro), durante un acto en memoria de su hermano, George Floyd, quien murió tras ser detenido con brutalidad por la policía, en Mineápolis (Minesota, EE UU).
Terrence Floyd (arrodillado, en el centro), durante un acto en memoria de su hermano, George Floyd, quien murió tras ser detenido con brutalidad por la policía, en Mineápolis, EE UU.
CRAIG LASSIG / EFE
Mostrar comentarios

Códigos Descuento