Los empleados de Nissan, indignados: "La decisión estaba tomada y ni nos han escuchado... ¡ahora a luchar!"

  • La reunión con De Ficchy "solo duró 15 minutos y no ha respondido ninguna pregunta", según el comité de empresa.
  • Un empleado explica que no saben "absolutamente nada" de cómo se efectuarán los despidos.
  • DIRECTO | Últimas noticias del cierre de Nissan.
Los trabajadores de Nissan protestan ante la planta de la Zona Franca, esta mañana.
Los trabajadores de Nissan protestan ante la planta de la Zona Franca, esta mañana.
Miquel Taverna
Trabajadores de Nissan se han concentrado alrededor de la planta de la Zona Franca de Barcelona tras conocer que la empresa ha decidido cerrar su planta de producción de Barcelona y poner fin a su presencia en Cataluña. (Fuente: Europa Press/Nissan)
Europa Press

Crece la indignación entre los trabajadores de Nissan, que han sabido hoy que en diciembre se van a la calle por el cierre de las plantas de la Zona Franca, Sant Andreu de la Barca y Montcada i Reixac. No obstante, y a pesar de que la decisión de la empresa parece firme, los empleados aún no se rinden y continúan luchando para evitar el cierre. Este jueves, al conocer la noticia, han iniciado diversas protestas con quemas de neumáticos y cortes de carreteras, a las que se sumarán a otras acciones aún por desvelar.

El cierre de las plantas de Nissan en Catalunya dejará sin empleo a 3.000 trabajadores de forma directa, a los que cabe sumar otros 20.000 de forma indirecta, debido al impacto que tendrá la clausura en otras compañías que hasta ahora trabajaban para el gigante japonés. 

Ramón Vargas lleva tres años trabajando como ingeniero en la planta de Sant Andreu de la Barca, ha explicado que el comité de empresa les había reunido hoy a las 10 de la mañana para explicar cómo había ido la decepcionante reunión con el presidente de Nissan en Europa, Gianluca de Ficchy: “La reunión solo ha durado 15 minutos, y cuando han preguntado el por qué del cierre no ha contestado, se ha levantado y se ha marchado. No ha respondido a ninguna pregunta”, cuenta.

"La reunión con Gianluca de Ficchy solo ha durado 15 minutos, y no ha respondido a ninguna pregunta"

Vargas explica que los trabajadores afrontan la situación con total incertidumbre: “No sabemos absolutamente nada, además la mayoría estábamos de ERTE, no nos hemos podido ver para comentar nada de lo que iba apareciendo en los medios hasta el día de hoy, que hemos tenido que hacer la asamblea en la calle”, explica.

Dos trabajadores de la Nissan, camino de cortar la Ronda Litoral de Barcelona, durante la protestas tras el anuncio de cierre de la planta en Cataluña, comentan que no van a parar de hacer manifestaciones. "Pensábamos que no iba a llegar nunca el cierre. Seguiremos luchando por nuestro trabajo", añaden.

Aunque ya hacía tiempo que se comentaba un posible cierre, al empleado aún le quedaban “esperanzas de que se pudiera arreglar”. No obstante, parece ser que la decisión ya “está más que tomada”.

Ahora se abre el período para negociar los despidos, y concretar los plazos y las cantidades económicas. Eso sí, el empleado apunta las “pocas ganas que tendremos de seguir trabajando” de aquí a diciembre, que es cuando está prevista la marcha definitiva de la empresa de la Zona Franca, Sant Andreu de la Barca y Montcada i Reixac.

De hecho, tampoco saben qué hacer con los proyectos que a día de hoy continúan activos: “A nivel de ingeniería hay proyectos que habían arrancado que no sabemos cómo van a quedar. Incluso tenemos ingenieros desplazados a Valladolid que nos han llamado porque no saben si volver, o qué hacer.

"Tenemos ingenieros desplazados a Valladolid que no saben qué hacer"

"Manifestaciones y a luchar"

Otros dos trabajadores, concentrados esta mañana en la Zona Franca, han explicado a este diario que "ya hace tiempo" que se hablaba de un posible cierre pero que creían que, a la hora de la verdad, esto "no llegaría nunca" a ocurrir.

Una trabajadora de Nissan comenta, durante una de las marchas de protesta por el cierre, que el dinero invertido por el Gobierno durante estos años en la empresa nipona, debería servir para mantener los empleos.

Ahora, se han propuesto continuar con las protestas para intentar conservar sus empleos en la compañía, donde llevan trabajando "muchos años": "¡Ahora, manifestaciones y a luchar!", exclama uno de ellos.

María Fernández es otra trabajadora de Nissan, quien comenta, durante una de las marchas de protesta, que el dinero invertido por el Gobierno durante estos años en la empresa nipona, debería servir para mantener los empleos: "Queremos apelar a las autoridades públicas a que intervengan, pues todas las negociaciones anteriores a ésta han acabado en la aportación de dinero público para que esta empresa siga adelante". En este sentido, Fernández ha añadido que hay que mantener la fuerza para "pedir que ese dinero invertido sirva para algo".

Otro afectado es Daniel Gallego, quien lleva seis años trabajando como operario en la línea de montaje de la Zona Franca. “Ahora nos queda buscarnos la vida, y el que no pueda, a pasarlo mal”, lamenta, y añade: “La gente joven lo va a tener difícil, pero también hay gente mayor que lleva toda la vida aquí, y te despiertas una mañana y te dicen que no hay nada que hacer”.

"Ahora nos queda buscarnos la vida y, el que no pueda, a pasarlo mal"

El hecho de estar en estado de alarma por la pandemia del coronavirus tampoco ha ayudado: “Nos ha pillado a todos en casa, en ERTE, sin que nadie nos diera información ni podernos mover. Y ahora te pegan la patada y te dejan en la calle”, protesta.

Otro factor preocupante es la inmediatez con la que se van a realizar los despidos, algo que en un primer momento no estaba previsto: “Al principio decían que, si cerraban, habría un plan de desescalada de dos años, pero hoy han dicho que en diciembre se cierra del todo y ya está”, explica Gallego.

Ni él ni ningún compañero saben qué va a ocurrir ahora. “No sabemos si tenemos que volver a trabajar, ni en qué condiciones”, dice el operario, y manifiesta: "¡Tampoco pedimos nada del otro mundo; seguir trabajando y ganarnos un sueldo!”. Por ello, Gallego pide a las instituciones “que hagan lo que tienen que hacer” porque “la solución la tienen ellos”.

"Han dejado caer la planta de Barcelona", asegura otro trabajador, Jose Díaz. "Renault se ha quedado Europa y Nissan, Asia. Los trabajadores estamos indignados por ver cómo productos que venían a la planta de Zona Franca y funcionaban acababan llevándoselos a Renault porque no interesaba que la fábrica de Barcelona funcionase", señala.

"Yo no sé si las administraciones creían que esto era un bulo o una estrategia de la empresa, pero han actuado tarde", lamenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento