Nissan dice que no hay "solución viable" para Barcelona pero asegura el futuro de las plantas de Cantabria y de Ávila

  • El CEO de la compañía japonesa ha dicho que consideraron "varias medidas" para mantener la presencia en Barcelona.
  • Los trabajadores han iniciado protestas para intentar detener el cierre.
Los trabajadores de Nissan, concentrados esta mañana ante la fábrica de la Zona Franca.
Los trabajadores de Nissan, concentrados esta mañana ante la fábrica de la Zona Franca.
Miquel Taverna

El CEO de Nissan, Makoto Uchida, ha confirmado este jueves en rueda de prensa la decisión de la empresa de cerrar las plantas en Catalunya y ha admitido que se trata de una "decisión difícil"

En una rueda de prensa desde Japón para explicar los planes de la compañía, Uchida ha dicho que consideraron "varias medidas" para mantener las operaciones en Barcelona, pero que siguen con la intención de cerrar y abrir negociaciones para el proceso de retirada. 

Según Nissan, en los próximos meses tendrá que tomar "decisiones difíciles" de forma "decisiva y sin compromiso" para "racionalizar el negocio" y "reorganizar donde no se esperan retornos suficientes". Por otro lado, Uchida ha confirmado que sí mantendrán la presencia en Sunderland, en el Reino Unido.

"No hay solución viable de futuro"

La decisión de cierre afectará a los centros que Nissan tiene en Barcelona -Zona Franca (fábrica de furgonetas), Montcada i Reixac (ejes) y Sant Andreu de la Barca (suspensiones y bastidores)-, así como a los centros de I+D, recambios, distribución y compras, también en la Zona Franca. En total, Nissan emplea en la zona a 3.000 personas.

El presidente de Nissan Europa, Gianluca de Ficchy, ha asegurado que no existe "ninguna solución viable de futuro" para las instalaciones productivas del grupo en Barcelona, descartando así la posibilidad de que la compañía japonesa dé marcha atrás a su decisión de cerrarlas en diciembre.

Por contra, ha asegurado que las plantas que el grupo japonés tiene en Ávila (430 empleados) y Cantabria (535 trabajadores) seguirán operando "hoy y mañana" bajo el paraguas de Nissan, ya que cuenta con proyectos industriales propios ajenos a los de lo que hacen las plantas catalanas.

Los trabajadores no se rinden

Los trabajadores, por su parte, han iniciado protestas para intentar detener el cierre de las plantas en Catalunya y, después de celebrar una asamblea ante las instalaciones de la Zona franca, han quemado neumáticos. También han cortado desde esta mañana las calles que rodean la fábrica de la Zona Franca y han cogido los cochesque tenían aparcados a la planta de pintura y han rodeado las instalaciones.

"Lucharemos hasta el último momento", ha asegurado el presidente del comité de empresa, JuanCarlos Vicente, al dirigirse a sus compañeros para comunicar la decisión oficial de Nissan de marchar después de 40 años en Catalunya. 

"Nos han dicho claramente y contundentemente que no contamos ni con Zona Franca, ni con San Andreu ni con Moncada", ha explicado Vicente, que ha añadido que harán "todo lo posible" para revertir la voluntad de cerrar a finales de 2020.

Vicente ha criticado que la empresa les haya dicho que no son "competitivos" porque, según los trabajadores, ha estado precisamente Nissan quien ha abandonado las plantas. "Nos han dejado morir, llevamos años diciéndolo, que nos sacan coches y se los llevan en Francia e Inglaterra, nos dejan morir", ha lamentado. Según Vicente, la empresa ha dicho que Nissan en Catalunya no sería competitiva "ni con un nuevo coche".

El portavoz también ha recordado que hay más de 20.000 familias que dependen directa o indirectamente de la situación en Nissan y ha pronto que mantendrán "la lucha" para "revertir" el cierre. "Hay gente que lleva 40 años, con la espalda rota, tenemos jóvenes y viejos, familias enteras, esto no se puede permitir", ha avisado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento