Hay dos países que sí hacen tests a toda su población... y España está por debajo de la media de los países desarrollados

Un sanitario realiza un test rápido.
Un sanitario realiza un test rápido.
EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha declarado este jueves en la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades del Senado que hacer test masivos a todo el mundo para ver si son portadores de la COVID-19 en este momento, "no es una opción válida, ni aquí ni en ningún otro país". Sin embargo, algunos países como Andorra o Luxemburgo —bastante más pequeños que España— sí han anunciado esta forma de realizar test para toda su población.

Como indicó a mediados de marzo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, "la manera más efectiva para prevenir infecciones y salvar vidas es romper la cadena de transmisión. Y para hacerlo, hay que realizar pruebas y cuarentena", indicó Tedros. "Una vez más, nuestro mensaje es: pruebas, pruebas, pruebas", señaló.

En el caso de España, la OCDE rectificó la semana pasada una gráfica que situaba al país como el octavo del grupo de los más desarrollados que más test ha realizado en relación a su población. Con una tasa de 22,3 test por cada mil habitantes, tras la corrección, España se situaba en el decimoséptimo puesto por debajo incluso de la media de la OCDE (23,1).

Aunque hay países que están destacando por hacer un gran número de test, como Islandia, no en todos se ha planteado una criba exhaustiva de la población como en Andorra. Este país inició el lunes una campaña masiva de test de anticuerpos de coronavirus que abarcará a toda la población. De esta forma se pretende conocer en profundidad y de manera detallada la enfermedad y convertir al país en un referente internacional.

Hasta este miércoles, en los dos primeros días, se habían realizado más de 20.000 tests de anticuerpos y se habían enviado unos 18.000 SMS para indicar a la población los próximos pasos. Según el ministro de Sanidad, Joan Martínez Benazet, el lunes estaban inscritas 64.000 personas para hacerse el test, en un país que tiene 77.796 habitantes.

Una vez realizada la prueba, en caso de que presente indicios de infección por coronavirus, se urge a la persona a que extreme las medidas preventivas y de distanciamiento social y que se ponga en contacto con su médico de cabecera. Si el resultado de la prueba es negativo, se indica al ciudadano que el test no muestra signos de infección reciente, pero que debe seguir respetando todas las medidas de protección y distanciamiento social.

Luxemburgo realizará pruebas a toda su población durante un mes

El pasado martes 28 de abril, Luxemburgo anunció que realizaría pruebas para detectar el coronavirus a toda su población, de unas 625.000 personas, a lo largo de un mes y con un ritmo estimado de 20.000 test diarios.

Según el plan del Gobierno, los estudiantes y los profesores serán los primeros en pasar la prueba, dada la perspectiva de retomar los cursos de enseñanza superior a principios de mayo. 

"Háganse la prueba, es una contribución muy importante para que en las próximas semanas y meses podamos tener una vida más libre", declaró el profesor Ulf Nehrbass, responsable de este amplio programa de pruebas y representante del grupo de trabajo para la investigación de la COVID-19 en Luxemburgo.

Ese pequeño país situado en el corazón de la UE tiene frontera con Francia, Alemania y Bélgica y cuenta con 625.000 habitantes, aunque cada día acoge a 200.000 trabajadores transfronterizos que acuden a trabajar a su territorio diariamente desde Estados limítrofes. Por ello, Nehrbass consideró importante que estos trabajadores transfronterizos pudieran también hacerse una prueba. La operación para realizar los test costará en torno a los 40 millones de euros.

Los países que más test realizan

A finales de abril, según el informe de la OCDE, los países que más test realizaban en el mundo eran Islandia con 127,58 test por mil habitantes; Luxemburgo, 57,89; Bahréin, 55,59; Estonia, 32,46 e Israel, 28,45.

De hecho, Islandia anunció que para este semana podría comenzar a levantar las medidas restrictivas implantadas en marzo. Más del 90 % de los 1.799 infectados se han recuperado en este país nórdico, donde durante tres semanas seguidas el número de curados supera al de contagiados, la tasa de mortalidad es una de las más bajas de Europa (2,83 por 100.000 personas) y ha habido diez muertos, el último el día 19.

Nadie ha realizado en proporción más pruebas de la COVID-19 que Islandia (13,4 % de la población del país, con unos 360.000 habitantes), que empezó a hacerlo a principios de febrero, casi un mes antes de detectar el primer positivo en el país.

Primero hicieron test a quienes volvían de zonas de alto riesgo; luego, con la ayuda de la compañía islandesa deCODE (líder mundial en análisis de genoma humano), se hicieron dos estudios más, uno con voluntarios y otro con personas seleccionadas al azar, que han permitido conocer mejor el virus y su expansión.

Junto al elevado número de test, los otros dos pilares de la estrategia islandesa han sido el rastreo de contactos de los infectados y el aislamiento de los enfermos y sospechosos de portar el virus, lo que ha contenido el contagio en la sociedad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento