El Gobierno plantea una "reserva previa" para poder viajar en transporte público durante la desescalada

Un usuario de Cercanías Renfe protegido con guantes y mascarilla, en el intercambiador de Nuevos Ministerios, en Madrid, al inicio de la segunda semana de confinamiento por el coronavirus COVID-19.
Un usuario de Cercanías Renfe.
BALLESTEROS / EFE
Un usuario de Cercanías Renfe.
BALLESTEROS / EFE

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se ha puesto ya en contacto con las comunidades autónomas para organizar el funcionamiento del transporte público urbano y metropolitano durante las distintas fases de la desescalada y ha planteado diversos métodos de reducir la ocupación para evitar el riesgo de contagios. Uno de ellos es “un sistema de reserva previa de franja horaria" por parte de los usuarios que permitiría a los gestores de transportes poner medios para evitar una elevada densidad.

Según figura en el borrador que el Ministerio de José Luis Ábalos ha hecho llegar a las comunidades, se plantea “establecer limitaciones de acceso a las redes de transporte, como por ejemplo con un sistema de reserva previa de franja horaria, u otros sistemas que se determinen apoyados en modelos de cálculo, o en sistemas tecnológicos y reforzados si es necesario por personal de seguridad para dar indicaciones a los usuarios”.

También, “promover el uso de medios activos de movilidad: andar, bicicleta y la micro movilidad, tanto particular como compartida”.

El documento se ha presentado este miércoles a los directores generales de Transporte de los Gobiernos autonómicos y se trata de un texto abierto a sus aportaciones. Las comunidades las plantearán en una reunión con la secretaria general de Transportes, María José Rallo, y el Ministerio espera tener las aportaciones ya este jueves.

El borrador apunta que deberían adoptarse “medidas tendentes a reducir la demanda de transporte en hora punta” y da a elegir entre dos métodos para reducir los niveles de ocupación. 

¿Qué te parece la medida que estudia el Gobierno de hacer reservas previas por horas para usar el transporte público?

En concreto, pide a las comunidades "una justificación razonada de su elección” entre “el 50 % de ocupación de las plazas sentadas” y “un usuario por cada dos metros cuadrados en el caso de los transportes donde el desplazamiento se realiza de pie”. 

Aumentar la oferta de transporte

Como estas medidas disminuirán las plazas disponibles, el Ministerio plantea también medidas de "refuerzo de la oferta de transporte", en función de la necesidad de cada territorio.

Las opciones que plantea a la comunidades son incrementar las frecuencias, emplear "autobuses discrecionales o interurbanos o servicios lanzadera" o lanzaderas también para conectar "puntos críticos" como centros de trabajo y hospitales. 

Transportes también propone crear carriles bus o bus/VAO temporales en las principales vías de acceso a la ciudad e impulsar la bicicleta y la micromovilidad creando carriles bici temporales, impulsando "zonas 30" o "facilitando la oferta de bicicleta y patinetes eléctricos compartidos".

En su plan para reforzar la oferta de transporte público, el Gobierno propone también incluir taxis y VTCs, facilitar el uso de los coches compartidos (car-sharing) y promover planes de movilidad de empresa.

Turnos y horarios laborales

Precisamente, la contribución que pueden hacer las empresas para ordenar la movilidad durante la desescalada merece una mención específica en el borrador del Ministerio de Transportes, que apuesta por "seguir promoviendo el teletrabajo", "flexibilizar horarios laborales de entrada y salida" de trabajadores y recomienda a las empresas "con número elevado de trabajadores" que fijen "turnos de entrada y salida en varias franjas horarias" cuando su actividad lo permita.

Para evitar aglomeraciones, Transportes también considera adecuado "retrasar apertura de comercio y de atención en centros públicos" o que cuando retomen su actividad se analicen los horarios escolares y universitarios con su efecto en el transporte.

Seguridad personal

Al margen de las decisiones sobre el uso de los transportes públicos, su frecuencia, separación de usuarios y turnos de uso, el borrador del Gobierno deja muy claro también que los usuarios deberán observar medidas de seguridad personal como la "alta recomendación del uso de mascarillas" o que se instalen dispensadores de hidrogel en grandes intercambiadores, donde se deberá´n ordenar flujos y en la subida y bajada del tren o autobús.

Transportes apuesta también por insistir en las recomendaciones para minimizar riesgos y mantener "la máxima distancia posible" entre viajeros, así como evitar aglomeraciones.

Para proteger a los conductores, plantea bloquear la primera fila de asientos del  autobús, mampara de protección al conductor y que los usuarios entren por puerta trasera cuando sea posible.

Si es posible, las puertas deberán abrirse de forma automática y deberán mejorar los canales de venta, máquinas de autoventa, tarjetas de transporte, canceladoras de billetes, y otras medidas que eviten pago en efectivo.

Añade que una información actualizada de los servicios de transporte con aplicaciones que permitan conocer el tiempo permitirá que las esperas sean "del menor tiempo posible" en paradas y estaciones. 

El Ministerio de Ábalos plantea también "planes específicos de limpieza y desinfección" y uso de aplicaciones móviles "de trazabilidad de contactos por bluetooth".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento