Violeta Mangriñán se sincera sobre sus problemas con la comida y revela que recibe ayuda psicológica

  • La colaboradora de televisión habla en Mtmad de sus drásticos cambios de peso y de la etapa en la que dejó de comer.
  • "Me veía feísima, me miraba en el espejo y me veía obesa", apunta.
La colaboradora de televisión Violeta Mangriñán, en un vídeo de su canal de Mtmad.
La colaboradora de televisión Violeta Mangriñán, en un vídeo de su canal de Mtmad.
MEDIASET

La colaboradora de televisión Violeta Mangriñán ha decidido sincerarse con sus seguidores en su canal de Mtmad, Ultravioleta, para hablar sobre sus problemas alimentarios. En el vídeo, la exconcursante de Supervivientes cuenta los detalles sobre sus drásticos cambios de peso, la etapa en la que dejó de comer y cómo se siente actualmente tras decidir someterse a la ayuda de su psicóloga. 

La tertuliana valenciana avanza en la grabación que le cuesta hablar de este tema porque le da "vergüenza". Ni siquiera quiere definirlo como "anorexia", pero se lanza a la piscina para aclarar cómo vivió su acercamiento a los trastornos alimenticios partiendo de su experiencia. "Llevo dos y años y medio con esto. Es algo jodido", anuncia en el que define como su video "más heavy".

La novia de Fabio Colloricchio cuenta que siempre ha pesado alrededor de 50 kilos, pero durante su paso por Mujeres y Hombres y Viceversa experimentó una fase de cambios hormonales que le provocaron un aumento de peso, por lo que ganó 7 kilos. "Hubo una etapa de mi vida hace dos años y medio que no lo pasé nada bien, salí de una relación tóxica y a parte por problemas hormonales, me hinché y engordé muchísimo", avanza, sin poder contener las lágrimas.

Ver esta publicación en Instagram

Living of memories... #takemeback #quarantine

Una publicación compartida de 𝑽𝒊𝒐𝒍𝒆𝒕𝒂 (@violeta_mangrinyan) el

"Yo me veía que estaba cambiando y no me veía bien. En ningún momento estoy diciendo que en esa etapa estuviera gorda porque lo máximo que pesé fueron 56 kilos", explica, a lo que añade: "Solo sé que me cambió un poco mi cuerpo y me hinché. No era gorda, estaba hinchada. Empecé a comer, me operé del pecho y empecé una mini depresión".

La colaboradora de Mediaset apunta que todavía sufre por esta situación, a pesar de estar prácticamente recuperada: "Tengo todavía mis momentos de flaqueza con esto y es una pelea que me está costando muchísimo afrontar. A día de hoy soy una persona sana, que como de todo, pero tengo mis momentos de flaqueza y tengo mis recaídas". En este sentido, dice que antes no era capaz de verse en televisión: "Me veía feísima, me miraba en el espejo y me veía obesa".

Además, Mangriñán pide disculpas para aquellas personas que puedan sentirse ofendidas al valorar que, en aquel momento, se veía como "una puta ballena", lo que le llevó a "hacer muchas tonterías" hasta que recibió un toque de atención de su familia, sus amigas e incluso su compañera en los platós, Oriana Marzoli.   "Yo soy muy fuerte,pero hasta la más fuerte cae", opina.

Finalmente, la televisiva asegura que está bajo la ayuda psicológica y que cuenta con el apoyo de sus seres queridos. "Pedí ayuda y recibo ayuda de mi psicóloga. Es una persona maravillosa que me ayuda a llevarlo mejor. Yo como caprichos como pizzas o hamburguesas cuando me apetece, pero intento comer sano porque creo que es mejor para la salud. Pero sí que es verdad que todavía, a veces, tengo problemas", concluye. 

Ver esta publicación en Instagram

🐒

Una publicación compartida de 𝑽𝒊𝒐𝒍𝒆𝒕𝒂 (@violeta_mangrinyan) el

Mostrar comentarios

Códigos Descuento