La "batalla" de Chris Hemsworth con sus hijos por la escuela en casa: "Lo intento pero estoy fallando miserablemente"

El actor australiano Chris Hemsworth, en un evento promocional.
El actor australiano Chris Hemsworth, en un evento promocional.
GTRES

La crisis por coronavirus está provocando que Chris Hemsworth se enfrente a un reto hasta ahora desconocido por el actor: hacer de maestro de sus hijos. El actor concedió una entrevista en la que se sinceró sobre la educación de sus hijos, después de sacarlos de la escuela debido a las medidas de distanciamiento social causadas por la pandemia.

Sus hijos, India Rose (7 años), y los gemelos Sasha y Tristan (6 años) se encuentran cursando las clases de forma online al igual que muchos niños, motivo por el que Chris debe hacer de profesor, un papel que de momento se le está resistiendo. "Estoy intentando pero estoy fallando miserablemente. Son como cuatro o cinco horas de negociación y soborno, y luego tal vez 20 minutos de trabajo real", bromeó.

Una situación a la que se enfrentan muchos padres en estos momentos. Pero si lidiar con los pequeños ya era una tarea difícil, el intérprete de Thor comentó que las asignaturas que el cursó hace años no tienen nada que ver con las de sus hijos.

"Todo ha cambiado desde que estaba en la escuela. Estaba hablando con el maestro al respecto y ahora no es tan sencillo. Hay nuevos trucos, y demás, que no entiendo. Así que buena suerte enseñando a mis hijos", comentó.

El marido de Elsa Pataky bromeó sobre el rendimiento académico de sus hijos y apuntó que durante la cuarentena "saldrán con un coeficiente intelectual más bajo".  Y aunque puede ser agotador estar pendiente de sus hijos las veinte y cuatro horas del día, Chris Hemsworth tiene un secreto para desconectar: cortar el césped.

"Obtuve este cortacésped hace unos meses y hay algo bastante terapéutico al respecto. Es algo que me ayuda a a escapar de entretener a tres niños las 24 horas del día, los 7 días de la semana o enseñarles", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento