Simulador de hipoteca: ¿cómo calcular el importe que puedo solicitar? ¿En cuánto quedaría la cuota?

Publicidad de un préstamo hipotecario en una oficina bancaria.
Publicidad de un préstamo hipotecario en una oficina bancaria.
ARCHIVO

Un préstamo hipotecario permite disponer de una alta cantidad de dinero para la adquisición de una vivienda. La importancia de esta decisión hace que sea muy aconsejable tener claros todos los puntos de la oferta que haga la entidad, así como comparar diferentes opciones antes de tomar una decisión. 

De este modo, son muchas las dudas que surgen sobre dicho préstamo hipotecario como, por ejemplo, cuáles serán las cuotas iniciales, cuál será el tipo de interés o qué tipo de comisiones podrían darse.

Actualmente, con la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus y la declaración del estado de alarma, se han cerrado muchas sucursales bancarias, a pesar de que muchas entidades siguen manteniendo algunas abiertas. Así, se puede llevar a cabo por Internet algunas gestiones que permiten resolver las dudas sobre los préstamos hipotecarios.

¿Cómo calcular el importe que puedo solicitar?

Antes de tomar una decisión, lo principal es calcular a qué préstamo hipotecario se puede optar según las circunstancias financieras de cada persona, evitando así la adquisición de un crédito que después no se pueda pagar.

El Portal del Cliente Bancario del Banco de España recomienda, en primer lugar, analizar el coste total de cada una de las ofertas hipotecarias que se estén barajando, es decir, teniendo en cuenta los intereses, las comisiones bancarias y los gastos que se puedan producir.

Además, hay que valorar las cuotas y el plazo, teniendo en cuenta que si el tipo de interés es variable, estas cuotas han de estudiarse ante diferentes escenarios de evolución de los tipos de interés.

También hay que tener en cuenta la moneda en la que contratas el préstamo y los productos adicionales que se pueden incluir en la oferta, por las que la entidad suele ofrecer bonificaciones o mejores condiciones en caso de incluirlas. 

Es fundamental tener en cuenta los ahorros, ya que no se recomienda utilizar más del 35% de los ingresos netos al pago de las deudas financieras, según la web especializada en finanzas personales Helpmycash. Los bancos suelen financiar alrededor del 80% del precio de la vivienda a adquirir, por lo que es recomendable tener ahorrado el otro 20% restante y un 12% más para gastos. 

A través de internet se puede acceder a la información de las ofertas de cada entidad para poder comparar unas con otras o se pueden encontrar simuladores o calculadoras que permiten saber qué cuotas habrá que pagar. 

Un ejemplo de estas calculadoras que permiten saber la cuota hipotecaria es la que ofrece el Portal Cliente Bancario del Banco de España. En ella hay que introducir el importe, el plazo y el tipo de interés. Así, se podrán comparar diferentes ofertas. 

Teniendo en cuenta todos estos elementos y los ahorros de los que se dispone, se podrá calcular qué préstamo conviene pedir y cuál se puede permitir cada persona para evitar la situación de no poder hacer frente a las cuotas establecidas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento