Ahorra hasta 35.500 euros en tu hipoteca jugando solo con el plazo del préstamo

  • La pugna continúa entre las entidades financieras por ofrecer los mejores productos hipotecarios.
  • El plazo y el tiempo a pagar deciden a la hora pagar más intereses.
La hipoteca media en España es de 126.250 euros.
Ahorrar dinero con la hipoteca es posible.
BlueMedia Studio

Dicen que tras la guerra llega la calma. Pero si en 2019 vivimos una auténtica lucha entre las entidades financieras por ofrecer los mejores productos hipotecarios, en este 2020, lejos de apaciguarse la situación, la pugna continúa.

Y en esta guerra, si de momento, hay un ganador, ese es el cliente. Bien sea escogiendo la estabilidad de una hipoteca fija o arriesgándose al escoger una variable, los intereses que pagará al final del préstamo serán mucho menores a los que están pagando los que firmaron su contrato hace apenas un año. Aun así, se pueden mejorar las ofertas del mercado jugando con el plazo, llegando a ahorrar de este modo hasta 35.500 euros para un contrato de 160.000 (el 80% de una vivienda de 200.000 euros) a 30 años, según Finect.

La diferencia entre escoger un plazo a 15 años con un tipo de interés del 2,5%, que ofrecen las hipotecas fijas sin vinculaciones de algunas entidades, a aumentarlo a 30 años es de 35.554 euros. En el primer caso, pagaríamos 32.035 euros al final de la vida del préstamo en concepto de intereses. Mientras que con un plazo a 30 años ascenderían hasta los 67.589 euros. Eso sí, las cuotas mensuales serían de 1066,86 euros y 632,19, respectivamente.

Entre esta horquilla, si firmáramos a 20 años, la cuota mensual se situaría en los 847,84 euros y los intereses en los 43.482 euros. Con esta opción la diferencia entre los intereses que se pagarían con la alternativa a 15 años sería de 11.417 euros más, y frente a la de 30 años, 24.107 menos. Otra opción entre estas dos alternativas es la firma a 25 años, con la que la cuota mensual sería de 717,79 euros y los intereses totales 55.336 euros. En este caso, el contraste sería de 23.301 euros más que con el plazo a 15 años y de 12.253 euros menos, frente a la opción a 30 años.

Los tipos de interés varían según el banco

Entre los movimientos más sonados, el de MyInvestor. El neobanco de Andbank propone un tipo de interés fijo del 1,29% a 15 años, del 1,59% a 20 y del 1,69% a 25. En su versión de hipoteca variable, un 0,89% sobre el Euríbor, bonificable hasta el 0,69% a través de vinculaciones.

Por su parte, Evo Banco sitúa su tipo de interés fijo a 30 años en el 1,55%, y su interés variable en el 0,89% sobre el Euríbor (0,99% durante el primer año). Entre las ofertas diferenciables, destaca la Hipoteca Suma de Hipotecas.com, un crédito con el cliente puede financiar conjuntamente la compra de una vivienda de segunda mano más el coste de la reforma. Su tipo de interés depende de cada operación y cliente.

Los ingresos mensuales, parte esencial a la hora de elegir el plazo

Lo cierto, es que a la hora de seleccionar los plazos de vencimiento de la hipoteca siempre se deben tener en cuenta la situación personal de cada uno. Lo más recomendable es destinar entre un 30% y 40% de los ingresos al pago del préstamo hipotecario. No solo por poder hacer frente a las cuotas con holgura, sino porque muchas entidades endurecen de no ser así los requisitos de la operación, incluso pueden no llegar a aprobarla.

En este sentido para poder hacer frente al pago mensual de 1.066,86 euros que implica el plazo de 15 años, deberían ingresarse, como mínimo, 2.700 euros netos al mes. 2.100 euros para la opción a 20 años, 1.800 euros en el caso de seleccionar la opción a 25 años y 1.600 euros para 30 años. En todos los casos supondría dirigir el 40% de los ingresos a la cuota hipotecaria

Por poner otro ejemplo, y ajustarnos al tipo medio del 1,5% que ofrecen las mejores hipotecas del mercado, los intereses entre seleccionar un plazo a 15 años (18.773 euros) o a 30 años (25.264 euros) en un préstamo de 160.000 sería de 20.016 euros. En el caso de a 20 años (25.297 euros) pagaríamos 6.524 euros más que a 15, y 13.196 euros más en la alternativa a 25 años (31.969 euros).

En esta opción, para poder dedicar el 40% de los ingresos al pago de la cuota a 15 años, deberían ingresarse 2.500 euros netos al mes. Para la variante de a 20 años, 1.950 euros. 1.600 euros para la de 25 años y 1.375 euros para la de 30 años. De estar dispuestos a dirigir únicamente el 30% del salario a la hipoteca, los ingresos deberían ascender a 2.950 euros en la modalidad a 15 años, a 2.550 euros en la de a 20 años, 2.100 euros en la de 25, y a 1850 euros para la de a 30 años.

¿Qué casa puedes comprarte?:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento