Todos los alumnos pasarán de curso y solo se evaluarán los dos primeros trimestres

  • Los profesores deberán justificar sólidamente la repetición de los alumnos 
  • El curso seguirá de manera ‘online’ y terminará en el mes de junio como es habitual
  • Los colegios podrán abrir en julio para dar clases de refuerzo que serán lúdicas y voluntarias
  • Madrid lidera la oposición a un acuerdo con las autonomías que es casi unánime
Imagen de recurso de alumnos en un aula
Imagen de recurso de alumnos en un aula
EUROPA PRESS - Archivo

No es un aprobado general, pero conllevará un resultado similar: la mayoría de los alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria y primero de Bachillerato pasarán este año de curso “como norma general”. Así lo ha anunciado la ministra de Educación, Isabel Celaá, en una rueda de prensa en la que ha desgranado los puntos de un preacuerdo al que ha llegado con la mayoría de las autonomías en una reunión sectorial mantenida este miércoles, la quinta desde que el coronavirus transformase por completo “y de un día para otro” la realidad educativa en la segunda semana del mes de marzo.

Ningún alumno perderá el curso escolar por una causa relacionada con la Covid-19”, insistió la ministra, que ha pedido “calma” tanto a jóvenes, como a padres y a docentes explicando que el Ministerio impulsa así una “evaluación continua” en la que los profesores primarán los resultados de los dos primeros trimestres en los que sí hubo clases presenciales.

En caso de que los resultados en esta etapa hubieran sido negativos, se podrán recuperar a lo largo del tercero, que tendrá “un valor de diagnóstico”. Además, si no se reconviertiesen los malos resultados tampoco en ese tiempo, los colegios podrán establecer pruebas “extraordinarias” a principios del curso que viene o bien cargar en el currículo escolar del año 2020/2021 aquellos conocimientos que no se hayan podido desarrollar de manera correcta en este. Respecto a los casos especiales de 4º de la ESO y de 2º de Bachillerato, Celaá ha pedido a los institutos “adoptar” a la situación actual “los criterios exigibles para obtener las titulaciones correspondientes”. “No parece muy justo dejar a un alumno sin poder hacer la Selectividad solo por una asignatura suspensa”, han aclarado después fuentes del Ministerio a 20minutos.

Otro de los puntos acordados ha sido la duración del curso, que terminará, como es habitual, en el mes de junio. No obstante, como medida excepcional se habilitará a las comunidades autónomas para que puedan abrir los colegios en el período estival, “siempre que las condiciones sanitarias lo permitan”, para llevar a cabo actividades de refuerzo que serán “lúdicas” y “voluntarias”, con especial fijación en los alumnos con más dificultades que no han podido adaptarse bien a las clases online (el 10% de los ocho millones de alumnos de enseñanza no universitaria no tienen acceso a internet).

Celaá ha explicado que de esta forma prevé conseguir que la repetición, “que siempre es la excepción, ahora lo sea con mayor motivo”. Es más, si los profesores decidieran que un alumno debe realizar por segunda vez un mismo curso deberán presentar un informe “sólidamente argumentado” que vaya acompañado de un “plan de refuerzo individualizado”. Eso sí, la ministra ha declado claro que “no hay aprobado general porque sería injusto para los alumnos”, pese a que el tercer trimestre “no podrá ser tenido en cuenta de manera negativa”.

Una opinión similar ha mostrado el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, que, eso sí, es de los pocos que se opuso al acuerdo porque da “vía libre a que se titule con asignaturas suspensas”. Celaá ha insistido en que le gustaría tener el visto bueno de todas las comunidades a lo largo de mañana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento