El Govern aconseja en un documento no ingresar en la UCI a mayores de 80 años

Las UCI de siete comunidades autónomas están saturadas y al borde del colapso. Todas las UCI superan la capacidad de plazas que tenían antes de la pandemia. Donde está la mayor presión es en la Comunidad de Madrid, con 1750 camas UCI y en Cataluña, con 1.430. Sanidad está estudiando el traslado de algunos pacientes a las comunidades menos saturadas como Andalucía o la Comunidad Valenciana.
Una imagen de archivo de una UCI.

Polémica este miércoles por un documento que el Departamento de Salud de la Generalitat y el Sistema de Emergencias Médica (SEM) han enviado al personal sanitario de Cataluña, y que aconseja no ingresar en la UCI a contagiados por coronavirus de más de 80 años. Aunque el texto recuerda también que el "criterio médico está por encima de las recomendaciones generales", algo que ha enfatizado la consellera de Salud, Alba Vergés, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y sindicatos como la UGT han denunciado el escrito y las redes sociales se han llenado de críticas. 

Según el documento, el personal sanitario tiene que priorizar los recursos para "aquellos pacientes que más se puedan beneficiar, en términos de años de vida salvados", y evitar ingresos "con escasos beneficios".

Sin embargo, el texto también apunta que "la edad es un criterio importante", pero que "no debe ser nunca el único a usar a la hora decidir la limitación de esfuerzo, y se debe considerar a los afectados con máxima posibilidad de supervivencia".

En concreto, acerca de los pacientes de más de 80 años, el documento señala que es recomendable que reciban "solo oxigenoterapia" y una mejora de la oxigenación si en 15 minutos presentan saturación y que luego se considere un "tratamiento de confort (morfina) para paliar la sensación de disnea".

El texto también apunta que los enfermos de entre 75 y 80 años es aconsejable que reciban el mismo trato, a excepción de aquellos que, según la escala de Rockwood –que valora la fragilidad clínica de las personas de edad avanzada–, tienen mejor estado de salud, en los que sí se debe valorar la ventilación mecánica como primera opción.

Además, señala que "cuando se observe futilidad de medidas terapéuticas, se puede dejar a los pacientes de más edad en el domicilio", siempre que haya un seguimiento de la red de atención primaria.

Por otro lado, el documento explica a los sanitarios como tienen que comunicar a los familiares de los pacientes la decisión de no intubarles. Recomienda decir que "no hacer tratamientos agresivos no implica abandonar" al enfermo y "no hacer referencia al hecho que no hay camas para todos".

Vergés matiza

Vergés, como ya hizo este martes, al ser preguntada por el documento este miércoles, ha afirmado que este también apunta que "el criterio clínico siempre prevalece".

La consellera ha dicho que no ingresar en la UCI a pacientes de más de 80 años es una práctica habitual, pero que "la intensidad terapéutica no marca aquello que es mejor para las personas". "No hay enfermedad, sino personas con dolencias, y condicionantes de las personas también intervienen en las decisiones", ha continuado.

Asimismo, ha recordado que la enfermedad "es muy dura con personas más vulnerables", y entre ellas están las "personas mayores", sobre las que se pone "énfasis".

Ha afirmado, además, que la realidad ha mostrado que "con 93 años se puede vencer el coronavirus", y que "todo aquello" que se pueda hacer "será hecho". "No dudo de ningún profesional de salud", ha asegurado.

El director médico del SEM, Xavier Jiménez, también ha asegurado que el criterio clínico es el que manda y ha dicho que el documento tiene "el aval" de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Cataluña.

Illa, sin embargo, ha advertido a la Generalitat de que los ingresos en UCIs no pueden discriminar a los pacientes por su edad.

UGT critica las recomendaciones

La responsable de Salud de la FeSP-UGT de Cataluña, Inma Vivar, por su parte, ha explicado que en una carta que hicieron llegar a la consellera, criticaron el documento de recomendaciones.

"Tenemos constancia de que en algunos ámbitos se han dado protocolos/instrucciones para indicar como actuar en el supuesto de que la persona atendida sea de edad avanzada, incluido un argumentario a utilizar con las familias en el caso de no atender a personas que, por un criterio economicista tienen que restar en su casa sin atención médica o incluso con sedación para poner fin a su vida", apunta la misiva. Y sigue: "Esta decisión no la puede tomar nunca un profesional sin conculcar el código deontológico y mucho menos se tiene que cargar sobre las conciencias de los profesionales la decisión de quién puede vivir y quién no, máximo si tenemos en cuenta que estamos en una situación que podía haber sido prevista y de la que teníamos bastantes indicadores de su gravedad"

El presidente del Colegio de Médicos: "Qué gran mierda de titular"

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós, ha mostrado en su cuenta de Twitter la portada de un diario que se hacía eco del documento del Govern y ha escrito: "Qué gran mierda de titular. Falso y repugnante. Esto no es periodismo".

Padrós ha afirmado que "el criterio clínico es el que prevalece para tomar decisiones. La edad es un criterio, pero no el único", y ha añadido que se tiene en cuenta la "situación previa" y "las patologías asociadas". "Esta conducta siempre la usamos", ha asegurado.

"La humanización del proceso final de vida y la aplicación proporcional de recursos es a menudo el mejor tratamiento, una constante en nuestro ejercicio donde los criterios bioéticos son fundamentales. Y ahora, con esta epidemia, todavía más", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento