Barcelona ya cuenta con 740 médicos jubilados, recién graduados o sin trabajo que colaboran frente al coronavirus

Servicio de Virologia del Servicio de Microbiología del Hospital Clínic donde se realizan pruebas del coronavirus
Servicio de Microbiología del Hospital Clínic donde se realizan pruebas del coronavirus.
FRANCISCO AVIA/HOSPITAL CLÍNIC

Los centros sanitarios de la provincia de Barcelona ya cuentan con la ayuda de 500 médicos jubilados, que no estaban trabajando o que tenían un horario reducido y otros 240 recién graduados, un total de 740, para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Así lo han trasladado a 20minutos.es fuentes del Colegio de Médicos de Barcelona (CoMB), que el pasado viernes anunció la puesta en marcha de un proceso de selección de profesionales en esta situación para atender las necesidades generadas por las infecciones de Covid-19 y para compensar las bajas de sanitarios. "Se están repartiendo por los centros de la provincia según las prioridades asistenciales", han apuntado las mismas fuentes.

El CoMB decidió abrir este proceso de selección después de que la dirección del Hospital de Igualada le trasladara sus necesidades, que sobre todo se centraban en las especialidades de Medicina de Familia y Comunitaria y Medicina Interna. Y es que este municipio, que ayer lunes registraba 85 casos positivos de coronavirus y 12 defunciones por el brote que comenzó en este centro sanitario, está confinado desde la medianoche del pasado jueves junto a los de los alrededores de Vilanova del Camí, Òdena y Santa Margarida de Montbui.

El Colegio de Médicos de Barcelona también está dando apoyo logístico y económico al Consejo de Estudiantes de Medicina de Cataluña (CEMCAT), que está coordinando iniciativas surgidas de los estudiantes de diferentes universidades para colaborar en tareas para hacer frente a la crisis del coronavirus. Entre ellas están el seguimiento de pacientes, el apoyo a las líneas de atención al ciudadano para liberar el 061, servicios de canguro a hijos de médicos que están trabajando o la colaboración administrativa para resolver tareas burocráticas.

Otra medida que el CoMB ha activado de forma urgente es el apoyo psicológico específico a médicos que se encuentran en aislamiento domiciliario, ya sea de manera preventiva o con diagnóstico positivo de Covid-19, a través del servicio de Apoyo Emocional a los Profesionales de la Salud (SEPS) de la Fundación Galatea. 

Este ofrece atención telemática por parte de profesionales de la psicología ante un elevado riesgo de sufrimiento emocional y proporciona herramientas para gestionar aspectos como el estrés y la incertidumbre, así como consejos para mantener hábitos saludables.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento