Sánchez prescinde de la Fiscalía y la Abogacía del Estado que sí convocó Zapatero para decretar el estado de alarma en 2010

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside la reunión de un Consejo de Ministros extraordinario, en el palacio de la Moncloa.
El Consejo de Ministros extraordinario del jueves pasado,
Borja Puig de la Bellacasa / EFE

El Gobierno decretará este sábado el estado de alarma por segunda vez en democracia, en este caso para movilizar recursos para afrontar la emergencia sanitaria por el coronavirus. La vez anterior fue en 2010 y también lo hizo un Ejecutivo socialista, el de José Luis Rodríguez Zapatero, por unas circunstancias muy distintas, la huelga encubierta de controladores que paralizó el espacio aéreo antes del puente de la Constitución de aquel año. Igual que los motivos y a la espera de conocer el alcance del decreto que aprobará este sábado el Gobierno, también hay una diferencia formal.. Hace 10 años, Zapatero invitó al Fiscal General del Estado y al Abogado General del Estado a participar en la reunión que aprobó el decreto. Este sábado, Sánchez ha decidido reunirse hacerlo reunido únicamente con sus ministros y ministras.

En el Consejo de Ministros extraordinario de este sábado están reunidos solo los miembros del Ejecutivo, algo que contrasta con lo que sucedió en 2010. Entonces, el estado de alarma obligó en movilizar a todos los controladores aéreos, que pasaron a tener condición militar estar sujetos a un delito de desobediencia tipificado en el Código Penal militar y penalizado con entre dos años y cuatro meses a seis años de cárcel si no acudían a sus puestos.

Consejo jurídico

En aquel Consejo de Ministros de diciembre de 2010 participaron como invitados el entonces fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y el Abogado general del Estado, Joaquín de Fuentes Bardají. Según explicó el entonces vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, el presidente quiso “contar con su consejo jurídico”.

Sánchez ha optado, sin embargo, por reunirse solo con sus ministros y ministras y a diferencia de 2010, no están presentes la fiscal general, Dolores Delgado, y la abogada general, Consuelo Castro, en una reunión de la que saldrá un decreto de estado de alerta que, según apuntó el presidente este viernes, movilizará recursos públicos y privados, civiles y militares, para hacer frente a la pandemia en España, que particularmente en Madrid está registrando este fin de semana un aumento crítico de los contagios. El incremento de este viernes fue de 600 nuevos casos en Madrid. Este sábado se ha registrad un incremento de 1.500.

Por primera vez desde el inicio de la emergencia, Sánchez dio este viernes una cifra del aumento de contagios. “No se puede descartar que la próxima semana alcancemos más de 10.000 afectados”, dijo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento