Un responsable médico de Italia: "Si la gente no comprende que debe quedarse en casa, la situación será catastrófica"

Imagen en un centro sanitario en Schiavonia, provincia de Padua.
Imagen en un centro sanitario en Schiavonia, provincia de Padua.
EFE

Antonio Pesenti es el coordinador de la Unidad de Crisis de la Región de Lombardía para Cuidados Intensivos. En plena crisis por el coronavirus, ha ofrecido una entrevista a Il Corriere della Sera muy poco tranquilizadora.

Pesenti asegura que el servicio lombardo de salud está "a un paso del colapso". "Ahora nos vemos obligados a aplicar terapias intensivas en pasillos, en quirófanos, en salas de recuperación. Estamos desmontando salas enteras de hospital para dar cabida a los enfermos graves".

Pesenti no pone paños calientes: "Si la población no comprende que deben quedarse en casa, la situación se volverá catastrófica". "Las proyecciones científicas son muy alarmantes", dice. "El cuadro es de tal gravedad que requiere un aumento de los puestos de reanimación de hasta diez veces la disponibilidad actual", dice Pesenti. "El número de pacientes hospitalizados que se espera para el 26 de marzo es de 18.000 en Lombardía, de los cuales entre 2.700 y 3.200 requerirán hospitalización en cuidados intensivos", dice.

"No es el momento de salir, de ir de compras o ir a tomarse un 'spritz'. Hay que salir sólo a comprar comida"

El doctor Pesenti es claro: "No lo digo para alarmar a los ciudadanos, sino para que todos comprendan que no es el momento de salir, de ir de compras o ir a tomarse un spritz, como hemos estado haciendo estos días. Necesitamos cambiar las relaciones sociales, con tiendas y mercados cerrados. En Milán, donde vivo yo, por lo menos hasta ahora hay demasiada gente en la calle innecesariamente. Hay que salir solo a comprar comida", dice.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento