Pon remedio: 15 consejos para que tu coche de combustible no contamine tanto

Si los componentes del coche como el tubo de escape o el catalizador funcionan bien, las emisiones se reducirán.
El mantenimiento es uno de los aspectos más importantes a la hora de reducir las emisiones.
Freepik

Mantener a raya las emisiones de los vehículos que funcionan con combustibles fósiles es una de las prioridades de este 2020 y de los próximos años. La Unión Europea ya lo ha dejado claro con su nueva normativa y los fabricantes están acelerando la producción de sus vehículos eléctricos a la par que mejoran sus prestaciones. 

Pero si eres dueño de un coche de gasolina o de diésel, no quieres cambiar de modelo pero te preocupa el medio ambiente, también puedes contribuir a la reducción de emisiones y partículas cada vez que conduzcas. Solo hace falta sentido común, paciencia y seguir estos 15 consejos para no quemar tanto combustible.

1.La mecánica. Este punto es primordial. Si los componentes del coche como el tubo de escape o el catalizador funcionan bien, las emisiones se reducirán.

2.La batería.  Comprobar su funcionamiento, así como el del sistema de encendido, mejorará el consumo. Es importante que las bujías y los catalizadores estén en buen estado

3.No descuidar las ruedas. La presión y el dibujo de los neumáticos influyen directamente en el consumo de combustible.

4.Limpieza. Mantener limpio el sistema de inyección es la mejor manera de reducir las emisiones.

5.El filtro del aceite. Los motores bien lubricados funcionan mejor y, por lo tanto, expulsan menos gasees y partículas.

6.Mantener el coche a punto. Si las condiciones del vehículo son óptimas, su consumo será más regular y sus componentes antiemisiones funcionarán de manera correcta.

7.Velocidad constante. No correr con el coche mantendrá un consumo estable y reducirá los gases.

8.A cada velocidad, su marcha. No revolucionar el coche y mantenerlo en las rpm adecuadas mejorará la vida del motor y la del medioambiente. En gasolina es mejor cambiar a partir de las 2.000 y en diésel, a partir de las 1.500.

9.No dejar el coche en marcha.  Si hay que estar parado durante un rato, como en un atasco, es mejor parar el motor para dejar de emitir gases.

10.Planificar la ruta. Elegir el camino más corto y con menos afluencia reducirá el consumo y, por tanto, las emisiones.

11. No abusar de la climatización El aire acondicionado gasta alrededor de un 20% de combustible, por lo que restringir su uso es beneficioso para el medio ambiente.

12.Ojo con el equipaje. Sobrecargar el coche aumenta el consumo de combustible, por lo que provocará mayor emisión de gases.

13.Conducir con cabeza. Las maniobras bruscas, los acelerones y frenazos influyen directamente en el consumo. Mejor ir tranquilos y anticiparse a las maniobras.

14.Carsharing. Al compartir los trayectos en coche se reduce el consumo de combustible. Coger el transporte público también ayuda a reducir emisiones.

15.Despedirse de los coches viejos. A veces es inevitable, ya que hay vehículos demasiado antiguos que, además de ser una carga, expulsan demasiado CO2. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento