Osos polares más delgados y menos cachorros: el dramático efecto del derretimiento polar

  • El hielo marino se derrite completamente en verano, pero el cambio climático hace que pasen más tiempo en tierra.
Oso polar fuera del hielo marino.
Oso polar fuera del hielo marino.
Alain Pons/GTRES

El cambio climático se refleja en mayor medida cada día, y uno de los animales más afectados por ello es el oso polar, según la CNN. Esta especie depende del hielo marino para su vida cotidiana, como para cazar o aparearse, y este cada vez comienza a derretirse mucho antes. 

Esto provoca que tengan menos tiempo para alimentarse y reproducirse, según ha investigado Ecological Applications. Han podido observar que los osos polares están empezando a estar más delgados y a procrear menos. Se han convertido en una especie vulnerable, un nivel por debajo del "peligro de extinción", pero la tendencia hace que tengan posibilidades de incluirse en esa categoría.

El hielo marino se derrite completamente en verano, pero en la actualidad esta especie cada vez pasa más tiempo en tierra. Entre 2009 y 2015, pasaron un promedio de 30 días más que entre 1991 y 1997. Esto conlleva a que no puedan cazar, y tengan que recurrir a su grasa acumulada para sobrevivir, por lo que se vuelven más delgados.

Los investigadores han establecido una escala para medir la grasa corporal de los osos polares de 1 a 3, siendo 1 delgado y 3 con grasa. Se analizaron 352 osos y ni siquiera 50 de ellos lograron el nivel 3.

“Cuando los osos están en tierra, no cazan focas y en su lugar dependen de sus depósitos de grasa”, dijo la autora del estudio Kristin Laidre, profesora de ciencias acuáticas y pesqueras de la Universidad de Washington. “Tienen la capacidad de ayunar por períodos prolongados, pero con el tiempo se vuelven más delgados”.

A su vez, pasar menos tiempo en el hielo también les influye en la reproducción. Las osas polares tienen menos cachorros al estar su salud más deteriorada. Es la primera vez que el cambio climático provoca variaciones también en el tamaño de las camadas.

El derretimiento del hielo marino también hace que estén “estresados nutricionalmente” y se desplacen más a zonas del interior, acechando vecindarios y áreas residenciales.

La velocidad a la que está cambiando su situación es sorprendentemente rápida. Si no se consigue frenar el cambio climático, el futuro de estos animales no es esperanzador

Mostrar comentarios

Códigos Descuento