Viena se enternece con la primera salida al aire libre del único cachorro de oso polar nacido en los últimos 12 años

El cachorro de oso polar fue criado en la guarida por su madre, de forma natural y sin ser molestado.
El cachorro de oso polar fue criado en la guarida por su madre, de forma natural y sin ser molestado.
Zoológico de Schönbrunn/Daniel Zupanc
El cachorro de oso polar fue criado en la guarida por su madre, de forma natural y sin ser molestado.
ATLAS

Viena no ha podido evitar enternecerse al ver al nuevo oso polar presentado este jueves en el Parque zoológico de Schönrunn. La cría, que nació el pasado septiembre y de la cual se desconoce todavía el sexo, es el único oso polar nacido en los últimos 12 años, una cifra escalofriante que alerta del peligro de extinción que sufre esta especie. 

Su madre, Nora, dio a luz a dos cachorros el 9 de noviembre, pero el hermano mellizo del pequeño oso superviviente no tuvo la misma suerte y murió el mismo día. Madre e hijo pasaron los últimos tres meses en la cueva dedicada a esos animales en el que es el zoológico más antiguo del mundo. Los cuidadores y expertos decidieron no mantener ningún tipo de contacto con los animales y seguir el crecimiento del pequeño desde las cámaras instaladas en el interior. 

Así, pasó sus primeros meses de vida de forma natural refugiado en la guarida con su madre, razón por la que todavía se desconoce si es macho o hembra.  Ahora, le esperan unas jornadas de descubrimiento del entorno. "Para los cachorros todo es nuevo y con el tiempo todo está por descubrir, como las rocas, charcos de agua, praderas y troncos de árboles", cuenta Alessa Esau, la cuidadora de animales del zoo, declarando que todo este proceso va a ser mucho más fácil gracias a la compañía de su madre, "que le da la seguridad necesaria y le enseña paso a paso a todo lo que un pequeño oso polar debe ser capaz de hacer".

El director del zoológico, Stephan Hering-Hagenbeck, ha compartido su enorme emoción ante un acontecimiento que llevaban mucho tiempo esperando. Ahora, pide la colaboración de los ciudadanos para que le ayuden a elegir el nombre más adecuado para el pequeño oso que ya ha captado la atención de todo el mundo. 

Se trata del primer cachorro de oso polar nacido en el zoo en 12 años.
Se trata del primer cachorro de oso polar nacido en el zoo en 12 años.
Zoológico de Schönbrunn/Daniel Zupanc

Una especie amenazada

El oso polar es una de las especies más amenazadas por el cambio climático y el impacto medioambiental del ser humano. Según aseguran desde WWF, podría incluso desaparecer en el próximo siglo si el Ártico continúa calentándose a los mismos niveles alarmantes que nos están llegando.

En total, existen entre 22.000 y 31.000 ejemplares de este oso en todo el mundo, pero, esa cifra se ve terriblemente amenazada por el deshielo, la contaminación industrial, la exploración petrolera y la caza furtiva de esta especie en países que cuentan con una falta de regulación muy notable. 

"Un nacimiento de esta especie amenazada es especialmente satisfactorio. En el Ártico, a los osos polares se les derrite su espacio vital bajo las pezuñas", denunció el responsable del parque.

Los osos polares nacen con un peso de apenas medio kilo, y no pueden ver ni oír. El animal, que ahora pesa unos doce kilos, dio sus primeros pasos cuando tenía diez semanas.

Desde el año 2007 no se registraba el nacimiento de osos polares en este zoológico, que entre 2011 y 2014 cerró su espacio para este animal para modernizarlo y ampliarlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento