Las cuatro claves del caso Marta del Castillo que hacen pensar a los padres que el cuerpo de su hija puede aparecer

Antonio del Castillo, padre de Marta, en declaraciones a los medios.
Antonio del Castillo, padre de Marta, en declaraciones a los medios.
EFE / Juan Chicano
Antonio del Castillo, padre de Marta, en declaraciones a los medios.
EFE / Juan Chicano

Hace más de once años que Marta del Castillo desapareció y fue asesinada en Sevilla cuando ni siquiera había alcanzado la mayoría de edad. En este tiempo, y a pesar de las investigaciones realizadas en diversas ubicaciones, su cuerpo no ha sido localizado. No obstante, los padres de la joven nunca han dejado de trabajar para hallar el cadáver y esclarecer las circunstancias que rodearon su muerte.

Ahora, la familia de Marta ha pedido en el juzgado reabrir el caso porque considera que existen nuevas pistas que pueden permitir encontrar el cadáver de la menor. Han encontrado "indicios", según explican, de que una estafa bancaria pudo desencadenar una discusión entre el actual condenado, Miguel Carcaño, y su hermano, Francisco Javier Delgado, que redundó en la muerte de la joven. Estas son las claves:

1. Una trama de falsedad documental y estafa

A pesar de haber reconocido en un primer momento la autoría del asesinato de Marta y de haber pasado por hasta siete versiones diferentes, Miguel Carcaño lleva desde 2013 defendiendo su inocencia con un mismo relato. Desde entonces, sostiene que el responsable de la muerte de la joven sevillana no fue él, sino su hermano, durante una pelea entre los dos hombres por los pagos de una hipoteca en la que subyacía una trama de falsedad documental y estafa.

Carcaño, según ha explicado el periodista Nacho Abad en El Confidencial, explica que entre él y su hermano, Francisco Javier Delgado, falsificaron varias nóminas, la vida laboral y la declaración de la Renta del primero para conseguir que el BBVA les concediese una hipoteca de 108.000 euros. Con ella, el condenado por el asesinato de Marta del Castillo debía afrontar unas mensualidades que no siempre pagó

Con el dinero que debía destinar a la vivienda, Carcaño se compró una moto, una Playstation, un 'home cinema' y una cámara de fotos, lo que motivó el enfado de Delgado. Los retrasos en los pagos podían motivar que se descubriese toda la trama y provocar que acabasen en la cárcel, lo que desencadenó una pelea entre ellos. Fue en ese momento, con Marta del Castillo presente, cuando se produjo el asesinato de la joven.

Mientras Delgado golpeaba a Carcaño, según la versión de este último, la fallecida se interpuso para evitar la agresión y recibió dos golpes con la culata de una pistola que acabaron con su vida. Después, los dos la habrían enterrado juntos, aunque el condenado no descarta que su hermano pudiera haber movido el cuerpo con posterioridad.

2. La familia tiene pruebas de la veracidad de la versión

Este relato de Carcaño fue considerado en 2013 por el juez instructor del caso Francisco de Asís Molina como "fantasioso, absurdo, inconsistente, ilógico e increíble" y decidió archivar las diligencias contra Delgado, al estimar que no había "el más mínimo indicio" de su participación en el crimen. Sin embargo, la familia de la joven asegura que tiene documentos que acreditan que los hechos ocurrieron tal y como relató el condenado

Antonio del Castillo, padre de la joven asesinada, ha contado que visitó a Carcaño en la prisión de Herrera de la Mancha -donde cumple su pena- y este le propuso "mirar los papeles de la hipoteca" de la vivienda, lo que ha permitido a la familia constatar que fueron "falsificados" documentos como "nóminas, la vida laboral o declaraciones de la renta".

"Tenemos pruebas documentales de que es cierto que hubo una discusión por el impago de la hipoteca y que eso, además, conllevaba la salida a la luz de un fraude", ha declarado Antonio del Castillo, que asegura que el material recabado invita a "dar credibilidad a la última versión de Miguel", que el padre de Marta afirma haber creído "siempre".

3. "La cárcel le ha hecho mella"

Del Castillo ha opinado en el programa Espejo Público de Antena 3 que la última versión defendida por Carcaño es real y que ha decidido colaborar ahora con la Justicia porque la cárcel "ha hecho mella en él": "Es una persona joven a la que no le gusta estar ahí y se siente abandonado".

Así, ha considerado que esta última versión del condenado tiene "ahora" una "credibilidad que antes no la tenía" y el Juzgado de Instrucción "tiene motivos" para reabrir la causa, pues, a su juicio, en esta línea de investigación puede estar el motivo del crimen.

"Él se ha echado la culpa por haberse gastado el dinero de la hipoteca y por haber llevado a Marta allí ese día. Protegía al hermano y a la sobrina, era él quien estaba solo y no tenía familia", señala.

4. Confianza en el juez

Por todos estos motivos, la abogada de los padres de Marta ha solicitado que se impute a Delgado como autor del asesinato de Marta. Será el magistrado Álvaro Martín -actual titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla y sustituto de Molina- quien decida qué hacer con estos nuevos indicios. De momento, la familia se muestra esperanzada, pues es el juez que sentó en el banquillo a José Antonio Griñán y Manuel Chaves por el caso de los ERE, lo que les hace pensar que no se amedrenta ante las dificultades.

En su solicitud, la letrada pide que se tome declaración a Carcaño, al padre de Marta, a Francisco Javier García Marín 'el Cuco' -el menor que fue condenado a dos años y once meses por encubrimiento- y al supuesto infiltrado en el entorno de la familia del menor, Pablo B.

Asimismo, la reapertura el caso podría poner el foco de nuevo en Delgado, de quien Antonio del Castillo piensa que "tiene la clave de dónde está el cuerpo", pues cree que el hermano de Carcaño habría movido el cadáver desde la mencionada finca de La Rinconada hasta otro lugar diferente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento