El Ayuntamiento de Pamplona culmina la restauración en cuatro de las cinco fuentes monumentales del Casco Antiguo

El Ayuntamiento de Pamplona está terminando de intervenir esta mañana en cuatro de las cinco fuentes monumentales del Casco Antiguo que se diseñaron para la traída de aguas asociada al acueducto de Noáin.
El Ayuntamiento de Pamplona culmina la restauración en cuatro de las cinco fuentes monumentales del Casco Antiguo
El Ayuntamiento de Pamplona culmina la restauración en cuatro de las cinco fuentes monumentales del Casco Antiguo
20M EP

Concretamente se han ejecutado tareas de restauración y mantenimiento en las fuentes de Neptuno niño, en la plaza del Consejo; Santa Cecilia, en la calle de la Navarrería y Recoletas, todas ellas obra de Luis Paret y Alcázar en el siglo XVII. Asimismo, se ha intervenido sobre la fuente de la calle Descalzos, proyectada por José Villanueva en el siglo XIX.

En la última semana las cuatro fuentes neoclásicas han estado valladas mientras expertos de la empresa CYR-PA Conservación y Restauración del Patrimonio se han estado encargando de su limpieza superficial, la consolidación de sus soportes, el aporte de materiales perdidos y el cierre de fisuras y sellado de grietas.

Todas las restauraciones se han realizado bajo el criterio de mínima intervención y compatibilidad de los materiales empleados con la arenisca y la caliza originales, ha destacado el Consistorio pamplonés en una nota.

Según ha indicado, las últimas intervenciones en estos elementos patrimoniales del Ayuntamiento de Pamplona se produjeron en los años 2007 (fuente del Consejo/Neptuno niño), 2009 (fuente de Descalzos y fuente de Recoletas) y 2010 (fuente de la Navarrería/Santa Cecilia).El paso del tiempo y la exposición continua de estos elementos a la climatología y al uso ciudadano ha hecho necesaria su restauración.

Hasta la semana pasada se apreciaba en todas ellas a simple vista el oscurecimiento de las zonas más expuestas a la lluvia, con hongos y musgos, además de marcas de escorrentías por los continuos 'lavados' de la piedra. En la mayoría las zonas más erosionadas estaban en el entorno de las zonas de inserción de los hierros que sujetan las pilas.

En conjunto las labores de restauración han costado 8.437 euros en cantidades que han oscilado entre los 1.387 euros de la fuente de Neptuno niño y los 3.477 euros de la plaza de Recoletas en cuya intervención se ha necesitado una grúa telescópica para alcanzar las zonas de trabajo en altura. La quinta fuente monumental, en la que en esta ocasión no se ha intervenido, es la de la plazuela de San José.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento