Manuel Giménez: "El modelo productivo cambiará con el nuevo Plan de Industria"

  • El consejero de Economía desgrana las líneas del ambicioso proyecto que presentará al Consejo de Gobierno el martes.
El consejero de Economía, Manuel Giménez, en un momento de la entrevista con 20minutos.
El consejero de Economía, Manuel Giménez, en un momento de la entrevista con 20minutos.
Isasaweis | Elena Buenavista

El abogado y economista Manuel Giménez Rasero (Ronda, 1983) fue uno de los fichajes que hizo Cs el pasado verano para asumir la cartera de Economía, Empleo y Competitividad del Ejecutivo de coalición que pactó con el PP para gobernar la Comunidad de Madrid.

Ajeno a la esfera política, el consejero tiene cuantiosas responsabilidades sobre la marcha económica de la región. Una de ellas, el modelo productivo, apenas ha tardado 5 meses en abordarla: el nuevo Plan de Industria. La semana que viene llevará al Consejo de Gobierno este ambicioso proyecto a cinco años que cuenta con una inversión superior a 514 millones de euros. En una entrevista con 20minutos desgrana sus principales líneas.

¿Qué supone el Plan de Industria? 

Es uno de los grandes desafíos de esta legislatura. Un proyecto de gobierno que habría sido imposible sin la estrecha colaboración de las consejerías de Economía y Hacienda. Cuenta con un presupuesto de 514 millones de euros hasta 2025. En este año ya se van a invertir más de 90 millones.

El plan materializa el cambio de modelo productivo que tantos años se lleva reclamando y debe servir para vertebrar la Comunidad, que la industrialización llegue a cada rincón de la región. Solo a través de un equilibrio territorial podríamos conseguir que Madrid sea la tercera economía de Europa, la segunda de la zona euro.

¿A qué se van destinar los fondos? 

Es clave invertir en formación de calidad. Todas las empresas nos trasladan que no se ven colmadas sus necesidades de ingenieros y que tienen una fortísima necesidad de personal cualificado para los llamados oficios.

La primera línea estratégica es la compresión de las necesidades actuales y futuras de las empresas para tener personal cualificado. También necesitamos que la transferencia de conocimiento aumente: hay que invertir en transformación tecnológica y equipamiento y en internacionalización.

¿Cómo se estructura el plan? 

Orbita sobre cinco grandes ejes: la formación, la transformación tecnológica, la internacionalización, la transición energética y la transferencia de conocimiento.

"Solo con equilibrio territorial podemos hacer que Madrid sea la tercera economía europea"

¿Qué modelo productivo resultará del nuevo plan? 

Queremos que prime el valor añadido, la alta cualificación de los trabajadores. Que haya más industrias y de mayor tamaño. También queremos ir hacia un modelo sostenible, con industrias conscientes de la crisis climática y de la necesaria transición energética. Además, será un modelo de transferencia de conocimiento entre los centros investigadores y la industria.

¿Están preparados los centros formativos para este reto? 

La Formación Profesional está en un proceso de transformación cuyos resultados vamos a ver en los próximos años. La formación activa que depende de la Comunidad ya se está dirigiendo a cubrir las necesidades de las empresas.

Y las universidades, igual que las grandes empresas, tienen que ofrecer su capacidad transformadora en estos cursos de formación. Esa es la implicación que les vamos a exigir y que ellos están absolutamente dispuestos a dar.

¿Cómo valora la formación del nuevo Gobierno central? 

La existencia de Ejecutivo debería ser positiva a largo plazo, pero uno con tantos ministerios, con tan poca claridad en el momento de hacer públicos los nombramientos y con tanta confusión en el reparto de competencias no es positivo.

El Gobierno nos debe llamar inmediatamente y, cuando lo haga, sabremos si nos afecta para bien o si lamentablemente tendremos que trabajar por los madrileños a pesar del Ejecutivo.

"Nos vamos a encargar de potenciar la excelencia de Madrid y de vertebrar el territorio"

¿Cuáles van a ser sus interlocutores? 

Consumo, Industria, Comercio, Exteriores, Trabajo, Seguridad Social y Economía. Son demasiados.

¿Es práctica esta multiplicidad de interlocutores? 

Lo que no es práctico es que se dividan los ministerios con el único ánimo de dar cabida a más gente y a privar de determinadas competencias al otro socio de Gobierno.

¿Algunas de las medidas que prevén pueden afectar negativamente a empresas extranjeras establecidas en Madrid? 

Hemos estudiado el programa de Gobierno y es pobre en la explicación del contenido de las medidas. Tendremos que entender en profundidad qué es lo que pretenden. Lo que para nosotros es esencial es que no se adopte ninguna decisión sin contar con los agentes sociales y con la Comunidad de Madrid.

¿Ha traído el 'brexit' más empresas a Madrid? 

Hemos constatado que muchas compañías financieras han trasladado parte de su personal y de sus funciones, y muchos gestores de fondos lo han hecho con sus equipos. Esa relocalización genera mucha actividad económica.

¿Se han diseñado planes para atraer más compañías? 

Vamos a recuperar la gestión de la captación de inversiones y de la internacionalización de nuestras empresas. Nos vamos a hacer cargo de potenciar la excelencia de Madrid y de vertebrar el territorio. También se va a crear el Consejo de la Productividad. Vamos a tener una máquina, una herramienta muy eficaz de hacer posibles las inversiones.

"Cada cierre de un pequeño comercio preocupa a esta consejería"

¿Qué significa el pequeño comercio para este Gobierno? 

El modelo de construcción de sociedad a través del pequeño comercio es esencial para el Gobierno. Cada cierre de un comercio es un motivo de preocupación para la consejería.

Pero hay que abandonar el mito que dice que en Madrid se está acelerando la pérdida de comercio, porque en otras comunidades llegan a triplicarla y la media nacional duplica la madrileña.

¿Se ha valorado replantear las áreas de gran afluencia turística? 

El sentido de estas zonas es el poder aplicar libertad de horarios en determinadas zonas. Los datos que presenta el pequeño comercio de Madrid son significativamente mejores por este modelo de libertad. Aquí los comerciantes son libres para ofrecer su producto y su servicio en tiempos y calidades.

El desafío del comercio pequeño, que atañe a otras ciudades de nuestro entorno, se combate con más libertad y no con menos. El enemigo del pequeño comercio ya no son los centros comerciales y sus amigos son el servicio, el valor añadido, la atención y la disponibilidad.

¿Qué estrategias plantea para frenar la pérdida de estos negocios? 

Tenemos que hacer una estrategia integral para el comercio, que ya está siendo diseñada, para que cubra la formación, la transformación digital, la contratación, la adquisición de nuevas competencias…

Ya estamos con las líneas de ayudas para este sector: en otros años han salido en mayo o junio y este año lo harán en febrero. El compromiso con el comercio es absoluto.

Los pequeños comerciantes piden que los presupuestos les destinen más fondos su promoción y otras actividades. ¿Es posible?

 En un contexto de incertidumbre absoluta, de prórroga de presupuestos y de cinco ministerios con los que nos tenemos que relacionar, tendremos que ver. Hay compromisos en el acuerdo de Gobierno, espero que el Ejecutivo central no le falle a los comerciantes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento