El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, compareció en el Parlamento para explicar las actuaciones contra la crisis económica. Zapatero cargó las tintas de su intervención en el desempleo, al que presentará "batalla" tras el aumento del paro en 103.085 personas en agosto, que elevó el desempleo registrado a más de dos millones y medio de personas. Como ya ocurriera en su comparecencia del 2 de julio, Zapatero no anunció ninguna medida completamente nueva pero aseguró que la situación "empeorará".

Los pilares del Ejecutivo: competitividad, austeridad, ayudas a las familias, diálogo social y empleo

Zapatero aseguró que si bien muchos de los factores de la crisis no depende de ellos, hoy se tienen más medios que nunca para combatir a la crisis. Zapatero enumeró esas fortalezas: la formación de los trabajadores, la internacionalización de las empresas españoles, la confianza de los agentes económicos internacionales siguen confiando e invirtiendo en España, la investigación, la demanda externa , el crecimiento de la productividad.

"Hacemos lo que debemos" afirmó el presidente, pero sin tomar ninguna medida que "nos haga arrepentirnos en el futuro". Zapatero aseguró que las medidas ya están aprobadas en desarrollo y que tendrán su plasmación en los presupuestos. "No esperen nuevos paquetes de medidas" aseguró, "no tiene sentido improvisar".

El presidente resumió los pilares en los que se apoyarán los esfuerzos del Ejecutivo: competitividad, austeridad, políticas sociales y ayudas a las familias, diálogo social y empleo. En materia de austoridad de las cuentas públicas, el Gobierno ha pedido a las administraciones locales y autonómicas que sigan el ejemplo de la central.

Análisis de la crisis

Llamó "al esfuerzo y al compromiso" colectivo para salir de la crisis

Zapatero comenzó recordando el análisis que hizo en la misma Cámara hace ya dos meses. Un diagnóstico que sigue siendo válido, aunque la situación ha empeorado, según el Gobierno. Por ello, llamó "al esfuerzo y al compromiso" colectivo para salir de esta situación y pidió confianza a pesar de los tiempos "duros y complicados" que se avecinan.

El presidente destacó que se ha recuperado, según los índices, la confianza de los españoles sobre la superación de la crisis.

Valoró positivamenter que España no haya sufrido el crecimiento económico negativo de algunos socios europeos, pero Zapatero admitió que los datos económicos indican un "frenazo" económico. Por lo que espera que en los próximos meses el crecimiento será "débil o muy débil", algo que no concuerda con los datos de la Comisión Europea, que ha anunciado que España entrará en recesión este mismo año.

Vivienda y alquiler

Zapatero se refirió al sector más dañado por la crisis: la construcción. El presidente ha afirmado que el Gobierno está intentando "reconducir" a las empresas del sector a otras actividades que no sean la construcción de viviendas.

El Gobierno facilitará los préstamos a los constructores si estos alquilan sus viviendas durante un plazo

El presidente anunció dos medidas para el sector. Se autorizarán sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario que impulsarán el mercado de alquiler y contribuirán a dinamizar el mercado inmobiliario. Una nueva linea de mediación del ICO que tendrá como objetivo ayudar al aquiler: se les facilitará a los constructores los préstamos para la construcción de viviendas si estos las ceden durante un tiempo para alquiler. Para esta medida el Gobierno invertirá 3.000 millones.

Políticas sociales y apoyo a las familias

Zapatero recordó los avances "sin precedentes" en la consecución del estado de bienestar que se lograron en su anterior legislatura. Es un "enorme esfuerzo que hace la sociedad española para mantener su cohesión" y afirmó, "que queremos mantener" y avanzar en estos momentos díficiles. El presidente ha anunciado que subirán las pensiones, más inversiones en dependencia, más becas y un esfuerzo importante en educación infantil de 130 millones de euros.

Sobre las ayudas a las familias Zapatero citó la devolución de los 400 euros a través del IRPF, que todavía no se ha reflejado en los datos de consumo pero que Zapatero cree que ha tenido un efecto "anticíclico" que hará que el consumo no caiga en demasía.

Empleo y diálogo social

Sobre esta materia, Zapatero afirmó que su Gobierno siempre ha basado sus actuaciones en el diálogo social y pasó a enumerar los logros conseguidos por esta vía. Sin embargo, como consecuencia del "brusco frenazo económico" los datos del paro han cambiado "bruscamente". El presidente lo ha achacado al sector de la construcción, sobre todo.

Vamos a dar batalla contra la destrucción de empleo

"Estoy convencido que si el diálogo social fue importante en época de bonanza, en estos momentos será más fundamental" aseguró Zapatero que ya se reunió con los interlocutores sociales durante este verano.

El presidente declaró que las políticas y servicios de empleo estarán más coordinados, a partir de ahora, para la búsqueda de empleo y para el reciclaje de trabajadores sin empleo.

El Gobierno también remodelará el modelo de Formación Profesional. Zapatero cree que "no es normal" que los titulados en FP sea un 16% menos que en el resto de la UE y por ello aumentará la red de los centros de FP y mejorará sus equipamientos e infraestructuras y se reconocerá la experiencia laboral, como ya publicó 20minutos.

Encuesta

¿Te parecen suficientes las explicaciones dadas por Zapatero en el Congreso?

No, porque se ha limitado a afirmar que no hará nada.
60,86 % (2289 votos)
Sí, Zapatero está haciendo todo lo posible y además está funcionando.
6,3 % (237 votos)
No, pero tampoco creo que haya opciones mejores que las que propone.
5,48 % (206 votos)
Sí, pero en estas situaciones hay que tener paciencia.
7,42 % (279 votos)
Creo que ningún político está dando la talla en este asunto.
19,94 % (750 votos)