Al menos 19 muertos, éxodo masivo de habitantes y 5 millones de hectáreas calcinadas por los incendios en Australia

Columna de humo de uno de los incendios en Australia.
Columna de humo de uno de los incendios declarados en East Gippsland, en el estado australiano de Victoria.
DELWP GIPPSLAND / EFE

Australia vive una oleada de incendios desde el pasado octubre, concentrados sobre todo en el sureste del país, en las regiones de Nueva Gales del Sur y Victoria. Hasta el momento, han fallecido al menos 19 personas, hay una treintena de desaparecidos y han sido arrasadas por el fuego 5,36 millones de hectáreas y unas 1.400 casas.

Esta semana ha empeorado la situación, con una decena de muertos desde el lunes, y se espera que las condiciones meteorológicas dificulten aún más las labores de evacuación. La oleada comenzó durante la primavera austral, y desde el 21 de diciembre Australia se encuentra en pleno verano austral, lo que augura una larga temporada de altas temperaturas y escasez de lluvias.

"La mayor reubicación de gente que se ha visto en la región"

En el estado de Nueva Gales del Sur se ha anunciado el estado de emergencia, que comenzará este viernes a las 9.00 (hora local) y durará 7 días. Se debe a la previsión de fuertes vientos y temperaturas por encima de los 40 grados que se esperan para este fin de semana.

Esta medida busca facilitar el trabajo de los bomberos que realizarán evacuaciones forzosas en la zona. Durante la semana ya habían pedido a los turistas que desalojasen las costas del sur de la región, algo que ha sido posible este jueves para miles de personas que tomaron las carreteras aprovechando una bajada de temperaturas. 

Para el ministro local de Transporte, Andrew Constance, estas evacuaciones forzosas serán "la mayor reubicación de gente que se ha visto en la región". La evacuación será complicada porque muchas carreteras están cortadas por los incendios. "La gente debe tener paciencia", ha pedido Constance. "Tendrán que dirigirse a las carreteras que están abiertas".

En el Territorio de la Capital Australiana, al que pertenece Canberra y cercano a las regiones de Nueva Gales del Sur y Victoria, se ha declarado el estado de alerta. La ola de calor que recorre Australia lo hace desde el extremo occidental, por lo que además de en Nueva Gales del Sur y Victoria, también hay algún fuego aislado en la región de Australia Occidental, en el otro extremo del país.  

Rescate por mar de miles de personass

Las fuerzas armadas de Australia empezaron este viernes por la mañana a evacuar por mar con buques militares a casi un millar de personas cercadas por los incendios que arden en el sureste de su país.

La operación persigue rescatar a los 4.000 vecinos y turistas varados desde hace días en una playa de Mallacoota, en el estado de Victoria, donde las autoridades confirmaron la muerte de una segunda persona y hay al menos 28 desaparecidos.

La Armada de Australia se prepara este jueves para rescatar a miles de personas atrapadas en la pequeña ciudad costera de Mallacoota, en el sur del país, tras huir de los grandes incendios que están teniendo lugar en todo el país en los últimos meses.

"El operativo de evacuación en Mallacoota ha comenzado con la transferencia del primer grupo a [los buques] Choules y Sycamore para trasladarlos al puerto de Western, en Victoria", indicó la Marina en un mensaje en Twitter acompañado de imágenes de uno de los barcos rodeado de humo con el cielo rojo al fondo.

El jefe de gobierno de Victoria, Daniel Andrews, declaró este jueves por la noche el estado de desastre durante un mes en seis áreas arrasadas por los incendios, y elevó la alerta a condiciones catastróficas en la zona alpina, donde para el sábado se prevén temperaturas por encima de los 40 grados centígrados.

El nivel de alerta se creó en 2009 tras los incendios del "Sábado negro" en Victoria, que causó 173 muertos en la que se considera como la peor catástrofe natural de Australia.

"Es la primera vez que se usan estos poderes porque nos enfrentamos a una amenaza sin precedentes a las vidas y propiedades en los próximos días, con mucho terreno ardiendo, calor y sequía", dijo Andrews en un comunicado.

Escenas de caos

En el vecino estado de Nueva Gales del Sur, el más afectado por los incendios, miles de personas intentan huir de las zonas afectadas en la costa meridional antes del sábado en medio de escenas de caos y congestión de vehículos.

La Policía de Nueva Gales del Sur confirmó la muerte de un hombre de 72 años, lo que eleva a 10 el número de fallecidos en lo que va de semana en el país como consecuencia de los incendios, ocho de ellas en este estado, donde se han quemado 1.365 viviendas, 449 de ellas en lo que va de 2020.

Críticas al primer ministro

La oleada de incendios ha incrementado el malestar popular con el primer ministro australiano, Scott Morrison, que hace dos semanas ya fue criticado por haberse ido de vacaciones a Hawai en plena crisis.

Imágenes de vídeo mostraron el enfado de vecinos con el gobernante durante una gira que este realizó el jueves por las zonas afectadas, con alguno de ellos negándose a darle la mano y otros gritándole "eres un idiota".

Grupos de estudiantes universitarios tienen previsto marchas en varias ciudades del país este viernes para pedir que se den más fondos a los bomberos y se adopten medidas contra el cambio climático .

Incendios forestales en East Gippsland, en el estado australiano de Victoria.
Incendios forestales en East Gippsland, en el estado australiano de Victoria.
DELWP GIPPSLAND / EFE
Mostrar comentarios

Códigos Descuento