Una niña trans interpela a los políticos: "Sigan haciendo leyes que reconozcan que las personas somos diversas"

  • "Las personas transexuales tenemos derecho a ser quiénes somos, no permitan que nadie nos arrebate la felicidad".
  • Ha pronunciado su conmovedor discurso, de apenas un minuto, ante la Asamblea de Extremadura. 
Elsa
Elsa durante su discurso en un acto organizado por la Fundación Triándulo.
JUNTA DE EXTREMADURA
Elsa durante su intervención en la Asamblea de Extremadura.

Elsa tiene apenas ocho años, y ha dirigido este lunes un certero y conmovedor discurso de apenas un minuto a la clase política desde la Asamblea de Extremadura en el que ha pedido a la clase política que pese "a las amenazas" sigan haciendo leyes que " reconozcan que las personas somos diversas" y que "las personas transexuales tenemos derecho a ser quiénes somos, no permitan que nadie nos arrebate la felicidad".

En el acto, organizado por la Fundación Triángulo el IES Santiago Apóstol de Almendralejo en contra del acoso por LGTifobia, contó su historia para pedir que no se discrimine a nadie por su orientación sexual o su identidad de género. 

Este es su discurso íntegro: 

"Me llamo Elsa y tengo ocho años. No es la primera vez que se habla de mí en la Asamblea de Extremadura, hace cuatro años ya vino mi madre y estuvo contando cual era mi historia. 

Soy una chica transexual, vivo en Arroyo de San Servan y durante los últimos cuatro años vivimos un camino muy importante, el camino de mi felicidad. Estudio en el colegio Nuestra señora de la Soledad, el cole de mi pueblo, y allí he tenido la suerte de que mis compañeros y compañeras han comprendido cómo soy desde el primer día.

Sin embargo sigue siendo necesario recordar que tengo derecho a ser llamada como yo me siento, que cuatro años después las equivocaciones son un poco raras, como si alguien pudiera dudar que soy una niña trans. Y también quiero decir que en el fondo he tenido suerte de nacer en mi pueblo, dónde todo el mundo sabe que soy una chica diferente, una chica transexual, y me siento querida y respetada. Todo el mundo me conoce. 

Pero de todo lo que tengo que deciros hoy lo más importante es esto: señoras y señores que se dedican a la política sigan, pese a las amenazas, haciendo leyes que reconozcan que las personas somos diversas y, por encima de todo, las personas transexuales tenemos derecho a ser quiénes somos, no permitan que nadie nos arrebate la felicidad".      

La de Elsa no ha sido la única intervención conmovedora, diferentes realidades alcanzaron en forma de testimonios la Asamblea de Extremadura reivindicando sus derechos.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento