La eterna pesadilla de José Mota empieza a llegar a su fin

El humorista y actor José Mota, en una imagen reciente.
El humorista y actor José Mota, en una imagen reciente.
TVE

Pocas cosas se saben sobre la vida privada de José Mota, uno de los humoristas más reconocidos de este país. Pero algo sobre su vida privada que ha llamado especialmente la atención es que en los últimos años ha vivido una pesadilla en relación con la casa en la que habita con su familia.

Mota está casado con Patricia Rivas y juntos tienen tres hijos -Daniela, José y Valeria-. Viven en un chalet en Mirasierra que les trae por la calle de la amargura.

Según publica la revista Hoy Corazón, la casa en la que vive el humorista ha tenido importantes problemas de construcción como goteras, ventanas que no cierran o azulejos que se caen, una situación que ha acabado en los tribunales.

Ahora se ha sabido que la compañía constructora tendrá que indemnizar con 200.000 euros a la familia por todos los daños causados durante este tiempo. "Estoy feliz porque se ha hecho justicia", ha declarado el humorista.

Sin embargo, ha añadido: "Nadie, ni siquiera la indemnización va a pagar las neumonías de mi hija Valeria ni el sufrimiento que llevamos acumulado".

Mota ya había manifestado con anterioridad su preocupación y enfado sobre el tema: "Yo he intentado ocuparme y no preocuparme, pero mis hijos no y me ha dolido especialmente por el daño y el dolor que le ha producido a mi familia", ha llegado a decir en algún momento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento