Las bases de ERC condicionan la investidura a que Sánchez firme la mesa de negociación

  • El 94,6% de los 5.953 militantes que han votado en la consulta (un 70% de participación) han avalado el requisito.
El diputado al Congreso de los Diputados por ERC, Gabriel Rufian durante su intervención y con demás miembros de Esquerra Republicana, en la noche electoral del 10N en el Pabellón de la Estació del Nord de Barcelona (Catalunya, España), donde el partido s
Gabriel Rufián, Pere Aragonés y otros dirigentes de ERC en la noche electoral.
David Zorrakino - Europa Press
"Ahora si el PSOE quiere alguna cosa de Esquerra habrá de mover ficha", ha dicho la portavoz Marta Vilalta.

No hubo sorpresas. La militancia de ERC aprobó este lunes que sus diputados voten contra la investidura como presidente del candidato socialista, Pedro Sánchez, si el PSOE no se compromete a poner en marcha una "mesa de negociación" para solucionar "el conflicto político" de Cataluña.

La consulta de ERC a sus afiliados se celebró telemáticamente entre las 9 y las 20 horas de este lunes, y poco después la dirección republicana anunció los resultados: el 94,6% de los 5.953 militantes que votaron (una participación de en torno al 70%) rechazaron que ERC facilite la investidura de Sánchez si el PSOE no asume la exigencia de negociar para resolver la crisis territorial.

El resultado de la consulta supone un espaldarazo interno para la dirección de ERC, que había pedido a sus afiliados que avalaran sus tesis. Y, además, los dirigentes republicanos ven reforzada su posición negociadora para exigir al PSOE que ponga en marcha esta mesa de diálogo si quiere sus votos.

Así lo planteó la portavoz del partido, Marta Vilalta, que tras detallar los resultados aseguró que "ahora es Pedro Sánchez el que debe moverse" y sostuvo que el líder socialista tiene dos opciones: "Mesa de negociación o investidura fallida". "Es muy sencillo", resumió Vilalta.

La portavoz de ERC detalló que su "propuesta" para reconsiderar el "no" a Sánchez pasa por "construir una mesa de negociación entre iguales, sin condiciones, con calendario y garantías", y se mostró confiada en que, si se abre ese diálogo, "otras formaciones se unirán a esa negociación para alcanzar la solución democrática que se nos pide".

Los detalles que ofreció Vilalta fueron en la misma línea que los que planteó el vicepresident de la Generalitat y número dos de ERC, Pere Aragonés, que el domingo afirmó en un artículo en La Vanguardia que esa mesa de negociación debería ser entre el Gobierno central y el autonómico y no debería tener "condiciones" a priori. Además, los republicanos piden "un calendario claro" de funcionamiento de la mesa y, sobre todo, "garantías" de cumplimiento de los acuerdos. Es decir: que los catalanes voten lo que se pacte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento