Once activistas españoles secundan la huelga de hambre iniciada por Extinction Rebellion: "España no se va a librar"

Grupo de activistas en Barcelona haciendo huelga de hambre.
Grupo de activistas en Barcelona haciendo huelga de hambre.
TWITTER / @ESXREBELLION

¿Qué hay que hacer para que los gobernantes se den cuenta de la situación actual respecto a la crisis climática? Es la pregunta que se hace Lina, una mujer de 51 años que hace huelga de hambre por primera vez en su vida y pasa por su cuarto día sin comer: "Hemos hecho de todo y no ha servido de nada. ¿Qué hay que hacer para que se aclare la situación? ¿Hay que quemarse a lo bonzo?", declara a 20 Minutos la huelguista.

Lina se une así a los once españoles que secundan la huelga contra la crisis climática convocada por Extinction Rebellion y que consiste en "un acto de solidaridad con otros lugares del mundo en los que padecen la ausencia de alimento debido a la crisis climática", explica a este medio Andrea, portavoz de la organización. 

"Las zonas del mundo que menos han contribuido a la crisis climática, son las que más están sufriendo sus efectos", afirma Andrea, a lo que añade que "España no se va a librar, ya que el aumento de la temperatura y la sequía van a afectar a nuestros cultivos". Así, quieren evidenciar a lo que estamos abocados los países más privilegiados en un futuro inmediato. 

Desde el pasado lunes y durante una semana, cientos de personas en más de veinte países han decidido dejar de comer. Es el caso de Jennifer, que participa en la huelga de hambre desde Barcelona. En esta ciudad, son cinco los activistas que se reunieron en Plaza Sant Jaume, sin embargo, después del primer día, continúan la huelga desde casa: "Cada día baja un poco el nivel de energía, no nos sentimos con fuerza de salir a la calle porque hace mucho frío". 

La protesta, seguida también en Australia, EE UU, Alemania o Turquía, es vista por muchos como una acción demasiado extrema: "Hay gente que piensa que soy muy extremista o que estoy loca por dejar de comer. Yo pienso que la locura es prepararse para hacer otro Black Friday sabiendo cómo está el mundo", asegura la huelguista de Barcelona. "Estamos en un sistema donde el dinero es el único valor. Tengo hijos y me quedo asustada cuando veo cómo está el mundo. Es el momento de que empecemos a actuar", añade como motivos personales. 

Por su parte, Lina afirma que va "día a día" y que no sabe si aguantará toda la semana. Asegura sentirse "sorprendentemente bien", a pesar de que pensaba que iba estar peor: "Estoy haciendo vida normal. Sí que me encuentro más débil, pero quiero aguantar toda la semana".

Así, Lina concluye: "He decidido ceder una parte de mi ración diaria de alimento para la regeneración de la naturaleza, para que otros cuerpos peor alimentados de otras zonas del planeta puedan disponer de los recursos que yo doy". Sabe que es una contribución pequeña, pero mantiene la esperanza de dar visibilidad a la causa con su gesto.

Extinction Rebellion, desde la organización

Esta organización surgió en Reino Unido en mayo de 2018, sin embargo, "en España existe desde diciembre 2018", asegura Andrea, por lo que es un colectivo nuevo y en crecimiento.

Desde Extinction Rebellion, defienden tres puntos claves. Primero, "que se diga la verdad sobre la crisis climática, sobre lo que dice la ciencia desde hace más de 30 años". En segundo lugar, "que se actúe ya para que se lleven a cabo políticas con medidas que permitan la reducción de las emisiones de carbono a en cero neto para el 2025" y, por último, "que se creen asambleas ciudadanas, que se involucre a la población en la regulación de esas políticas, haciendo la democracia más participativa", enumera la portavoz. 

Esta y otras muchas organizaciones van a participar en la COP25 que tendrá lugar entre el 2 y el 13 de diciembre. Sin embargo, desde Extinction Rebellion aseguran que lo harán desde "la Cumbre Social del Clima, una cumbre en paralelo a la oficial que intenta ser la que realmente represente lo que necesitamos de cara a solucionar la crisis climática" ya que afirman que los acuerdos de París que persigue la COP25 son insuficientes.

Fundación Biodiversidad
Mostrar comentarios

Códigos Descuento