La Policía Local de València reduce de ocho a siete las unidades de distrito ante la próxima jubilación de 340 agentes

  • El retiro voluntario a los 60 años de 175 policías en 2019 y de 165 en 2020 fuerza una reestructuración territorial.
  • ​Treinta efectivos se incorporarán a final de año y otros 40 el que viene fruto de las oposiciones del anterior mandato.
  • Una nueva unidad de convivencia centralizada dará servicio a toda la ciudad por las mañanas y los fines de semana.
  • Llegir en valencià.
Así quedará el reparto de las unidades de distrito.
Así quedará el reparto de las unidades de distrito.
20MINUTOS.ES

Dos años después de la reestructuración de la Policía Local de València impulsada por la entonces concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, y que supuso la creación de la octava unidad de distrito en Campanar, Benimàmet y el Jardín del Turia, el Ayuntamiento de València ha decidido deshacer el camino andado y, de la mano de su sucesor, Aarón Cano, ha anunciado un nuevo mapa del despliegue territorial de este cuerpo.

La reorganización de los efectivos se produce, fundamentalmente, como consecuencia de la jubilación voluntaria a los 60 años de 175 agentes prevista para este año, y la de otros 165 en 2020. En total, 340 agentes menos. Este "elevado número" de jubilaciones, unido al periodo de 10 años en el que no se convocaron oposiciones, ha derivado en una "merma importante de la plantilla", según Cano, que ha sido paliada, en parte, con las ofertas de empleo público del anterior mandato, que conllevarán la incorporación de 30 policías locales en diciembre y de otros 40 antes del próximo verano.

Antiguo despliegue de la Policía Local, con la 8ª unidad, que desaparece.
Antiguo despliegue de la Policía Local, con la 8ª unidad, que desaparece.
20MINUTOS.ES

Como consecuencia de este escenario, el Ayuntamiento de València ha decidido volver a alterar el despliegue territorial de la Policía Local, si bien resulta "innegociable mantener la estructura descentralizada", en palabras del concejal. Esta modificación supondrá la desaparición de la 8ª unidad de distrito, que será absorbida por la 4ª (zona oeste de la ciudad, con sede en el Molí del Sol, junto al Parque de Cabecera) y por la 5ª (zona de Benicalap).

Otra novedad destacada es la creación de la Unidad de Convivencia y Seguridad (UCOS) Día, para completar la nocturna creada en 2017 y que se centraba en el control del botellón y del ruido. Con 40 agentes y 10 patrullas repartidos inicialmente en dos turnos de mañana, la UCOS Día se centrará en el control de mercadillos extraordinarios, en el rastro y en la venta ilegal, y también dará servicio los fines de semana. Más adelante, a medida que aumente la plantilla, se crearán patrullas de tarde.

"Trasladaremos los recursos policiales allá donde hagan falta", ha explicado Cano, quien también ha afirmado que los agentes destinados a la gestión del tráfico "se verán incrementados" en función de las necesidades.

Según ha afirmado, "no se trata de mantener las cifras del número de policías, sino de incrementarlas". En este sentido, ha afirmado que el número mínimo exigible estaría entre 1.600 y 1.700 agentes, frente a los 1.500 que conforman actualmente la plantilla de la Policía Local.

Además, su intención es, fruto de un acuerdo con el área de Gestión de Recursos del Ayuntamiento, "ir introduciendo progresivamente personal administrativo en las unidades de distrito para que los policías hagan tareas meramente policiales", ha relatado.

Cano ha enmarcado esta reestructuración, al margen de las necesidades por las jubilaciones, en el incremento presupuestario previsto para la Policía Local en las cuentas municipales de 2020, "las mejores en el capítulo de inversiones en los últimos nueve años", tanto en la mejora de instalaciones como de material, así como en la mayor coordinación con la Policía Nacional en seguridad ciudadana y convivencia.

Más problemas de convivencia que de seguridad

Según el concejal, entre el 80% y el 90% de los delitos que se cometen en la ciudad "se basan en problemas de convivencia más que en problemas de seguridad", entre los que ha citado los conflictos por ruidos en las calles. Respecto al botellón, ha hecho hincapié en que "no ha habido repunte" y en que se trata de un modelo de ocio juvenil basado en "un exceso de consumo de alcohol que no se va a atajar policialmente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento