El Gobierno volverá a dejar en mínimos la hucha de las pensiones para pagar la doble de diciembre

Pensionistas, en una imagen de archivo.
Pensionistas, en una imagen de archivo.
MINISTERIO DE TRABAJO - Archivo

El Gobierno volverá a recurrir a recursos del Fondo de Reserva de la Seguridad Social y prevé utilizar 3.598,20 millones de la llamada hucha de las pensiones para para pagar la de diciembre la extra de Navidad a nueve millones y medio de jubilados, para lo que también empleará una partida de 600 millones de euros que Hacienda ha transferido al Fondo de Reserva debido al incremento de las cotizaciones sociales previstas en 2019.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha explicado tras el Consejo de Ministros de este viernes el doble movimiento que el Gobierno ha autorizado para pagar las pensiones en diciembre.

Por una parte, se abonarán a cargo de una transferencia de 600 millones desde el Tesoro Público que tiene su origen en el aumento de las cotizaciones que se han registrado en los diez primeros meses de 2019 y las que se espera que se registren también en noviembre y diciembre, gracias a factores como la subida del salario mínimo o la cotización de las personas dedicadas al cuidado de familiares enfermos.

A estos recursos se sumarán otros casi 3.600 millones, el máximo que permite la ley, que el Gobierno volverá a sacar del Fondo de Reserva de las pensiones. Valerio ha dicho que espera no tener que agotar esta cantidad totalmente pero en todo caso, la hucha de las pensiones quedará bajo mínimos, con unos 2.000 millones.

El Gobierno mantiene que hay recursos para el pago mes a mes de las pensiones, pero que el problema se plantea ante meses en los que hay una doble paga, como el próximo de diciembre. En este sentido, Valerio ha anunciado que recurrirán a un crédito del fondo de las pensiones que estaba aprobado ya en los Presupuestos de 2018, los prorrogados para este año, aunque espera que no tengan que utilizarse los casi 3.600 millones en su totalidad.

En todo caso, con esta nueva retirada de fondos, al Fondo de Reserva le quedarán solo unos 2.000 millones, algo que el Gobierno en funciones asegura que espera a estar con plenas capacidades para acometer las reformas necesarias para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones, que hoy es tiene un déficit de 17.000 millones, según ha dicho Valerio, que a pesar de ello ha afirmado que las pensiones no representan un "gasto excesivo", un 12% del PIB.

Según cifras del Gobierno, en 2018 se retiraron 3.000 millones del Fondo de Reserva de la Seguridad Social para pagar las pensiones, en 2017, 7.100 millones;  en 2016, más de 20.000 millones, o 13.250 y 15.300 en 2015 y 2014.

No es la primera vez que el Gobierno de Sánchez recurre a la hucha de las pensiones para pagar una extra a los pensionistas. Ya lo hizo en diciembre del año pasado, dejando este fondo en mínimos históricos. Ahora lo ha vuelto a hacer, a pesar de que Valerio ha insistido en negar que se haya pedido un crédito a este fondo. Según ha dicho, no va a hacer más que utilizar el que ya estaba previsto en los Presupuestos de 2018 y vigentes todavía. Es el máximo previsto en la ley, el 3% de las cotizaciones anuales, mientras que Valerio ha recordado que durante los años de la crisis, el PP se lo saltó a través de decretos ley para poder consumir más recursos, de hasta 11.000 millones, según el año, de la hucha de las pensiones.

Impuestos para pagar pensiones

Para la nueva legislatura, que empezará con la constitución de las Cortes el 3 de diciembre y previsiblemente tendrá un gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos, la actual ministra de Trabajo ha apuntado que lo prioritario será que las fuerzas políticas lleguen a un acuerdo en el marco del Pacto de Toledo para ver de qué manera garantizar la sostenibilidad de las pensiones públicas y volver a alimentar el fondo de reserva que ahora está apunto de agotarse de aquí a 2025, cuando empezarán a jubilarse los nacidos durante el baby boom de los años 60.

"Tenemos que hacer un plan a cinco años, un plan para reorientar el trasatlántico de las pensiones y tenerlo orientado para el 2025, cuando tiene que estar saneada la Seguridad Social", ha dicho. La ministra ha celebrado este viernes que la transferencia de 600 millones que se ha aprobado hoy desde Hacienda a la hucha de las pensiones supone en parte virar ese "trasatlántico".

Según ha dicho, el fondo de reserva de las pensiones deberá alimentarse mediante cotizaciones laborales, que el Gobierno no tienen intención de reducir, así como mediante la lucha "sin cuartel" contra el fraude. También haciendo que los impuestos vayan pagando progresivamente las pensiones no contributivas, de manera que, como la que se ha acordado este viernes de 600 millones, cada vez haya más transferencias desde Hacienda al fondo de pensiones de la Seguridad Social, "como hacen el resto de países de la UE, sumar a la cotización ingresos fiscales", ha apuntado Valerio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento