Los padres de Diana escenifican sus diferencias en una jornada de declaraciones cargada de tensión

"¿Después de que me hayan intentado liquidar a que crees que le tengo miedo?". Esta ha sido una de las frases que ha dejado Diana López-Pinel en esta jornada de juicio por la muerte de Diana Quer, en la que han declarado tanto los padres de la joven como el único acusado, José Enrique Abuín Gey ('El Chicle'), y que ha arrancado cargada de polémica, tanto por el impacto público del caso como por la disputa que mantienen en paralelo los progenitores de la víctima, escenificada este martes en las salidas y entradas de los juzgados compostelanos.
Diana López Pinel, madre de Diana llega al juiocio Juicio asesinato Diana Quer
Diana López Pinel, madre de Diana llega al juiocio Juicio asesinato Diana Quer
ÁLVARO BALLESTEROS

La madre llegó a presentar denuncia por un supuesto delito de violencia contra la mujer a principios de este mes y, previamente (el 8 de octubre), acudió de noche al cuartel de la Guardia Civil de Majadahonda por una supuesta agresión de su exmarido en un garaje (según su versión, le había golpeado en un pómulo, en la muñeca y luego había intentado atropellarla).

Juan Carlos Quer, por su parte, ha presentado en respuesta una querella contra su mujer por injurias y calumnias y con un parte médico que supuestamente refleja que ella le había arañado durante la discusión en el aparcamiento.

Este martes llegaron a los juzgados separados y con suficiente margen de tiempo para no cruzarse, además de utilizar un tono diferente en las declaraciones que realizaron ante los periodistas agolpados a las puertas del inmueble.

Juan Carlos Quer llegó a primera hora de la mañana, visiblemente afectado y reivindicando el "legado de Diana" en "un día muy triste" en el que "se sienta en el banquillo el mal" y en el que ha lamentado que "ninguna condena va a devolver la vida" a su hija. "Nosotros sí estamos ya condenados a una cadena perpetua".

Poco tiempo después lo hacía su exmujer, Diana López-Pinel, que pidió ante la prensa "que salga toda la verdad" durante el juicio, antes de adentrarse en los juzgados. La sorpresa llegó minutos después, cuando la progenitora salió de nuevo del edificio, visiblemente enfadada por tener que compartir espacio con su expareja.

"Yo no voy a estar dos horas con el señor Quer", reprochó ante los medios, en alusión a la espera que tenía que realizar para declarar (después de Abuín y Juan Carlos Quer), al mismo tiempo que denunció no disponer de "información" sobre el caso de su hija, que acudió "en blanco" y sin ver el sumario.

En este punto, López-Pinel arremetió contra la diferencia de información de la que disponía su exmarido respecto a ella, e insinuó que él tuvo acceso al sumario mientras a ella se le negó. "¿Si no porque pide la segunda autopsia? Será porque pudo ver la primera", insistió, para zanjar exclamando: "que lo sepa todo el mundo", antes de marcharse de allí en un vehículo.

"HE CONSEGUIDO MIRARLE A LA CARA"

López-Pinel volvió a pronunciarse, brevemente, a su regreso a los juzgados para escuchar la declaración del 'Chicle', donde llegó a señalar: "¿Después de que me hayan intentado liquidar a que crees que le tengo miedo?". También fue preguntada por el aplazamiento del proceso, que calificó de "la prórroga de Dios", y ha asegurado que acudía "muy tranquila" a los juzgados compostelanos para responder a lo que se le pregunte.

Antes de arrancar las declaraciones de la jornada con Abuín se produjo un receso en la sesión, durante el que ambos padres estuvieron a las puertas de los juzgados cada uno por su lado.

Los progenitores no volvieron a pronunciarse ante los medios hasta concluir la jornada, cerca de las 14,30 horas. La primera en salir fue López-Pinel, que llegó a intentar encararse con 'El Chicle' durante su declaración.

"He conseguido mirarle a la cara", aseguró a preguntas de los medios, para añadir que "solamente quería mirarle a los ojos". Asimismo, sobre la versión del propio Abuín, se limitó a señalar que él "va a decir lo que le convenga decir" y que no se iba más tranquila después de declarar.

"QUE NO SE PIERDA ESA FOTO"

Por su parte, Juan Carlos Quer rechazó valorar lo ocurrido en el interior de la sala "por respeto al tribunal y a los magistrados", pues lo que corresponde "es que se haga justicia".

"Aquí no hay padre de Diana, aquí no hay madre de Diana, aquí no hay nada distinto a lo más importante, que es justicia para mi hija. Por favor no permitan que se pierda esa foto", reiteró, en alusión a su disputa, para después señalar que acudió a los juzgados "con los cinco sentidos exclusivamente para apoyar a la justicia".

Así y tras mostrarse "sereno", reconoció que la presunción de inocencia "está ahí" y que "cada parte está haciendo su trabajo" en un proceso en el que trabajarán para acreditar con "pruebas exhaustivas" las intenciones de 'El Chicle'. "Que nada nos despiste de lo único realmente importante: justicia para Diana, ni su padre ni su madre, justicia para Diana. Para eso estoy yo aquí".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento