PP y Cs se suman a Vox y exigen al Gobierno que ilegalice a los partidos que "atenten contra la unidad de España"

  • ​La moción no tiene ningún efecto práctico, pero sí altamente simbólico.
Vista del hemiciclo de la Asamblea de Madrid durante una sesión plenaria en Madrid (España), a 3 de octubre de 2019.
Vista del hemiciclo de la Asamblea de Madrid durante una sesión plenaria en Madrid (España), a 3 de octubre de 2019.
Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

La Asamblea de Madrid se ha convertido este jueves en protagonista de la política nacional al instar al Gobierno central a ilegalizar a los partidos independentistas. 

El texto de la moción, presentada por Vox y que contó con el apoyo del Partido Popular y Ciudadanos, describe vagamente a las formaciones objeto de ilegalización como "partidos separatistas que atenten contra la unidad de la nación".

La moción no tiene ningún efecto práctico, pero sí altamente simbólico al convertirse la Asamblea en el primer parlamento regional en reclamar oficialmente al Gobierno central a que ilegalice formaciones políticas independentistas a apenas tres días de las elecciones generales del domingo.

“Se nos dirá que esto no tiene nada que ver con Madrid, pero hace unos días hubo una concentración en nuestra ciudad en apoyo a los CDR, que culminó con el apuñalamiento de un policía”, ha declarado el diputado de Vox Ignacio Arias, sobre un incidente que fue posteriormente desmentido por la Policía Nacional.

La diputada de Ciudadanos Araceli Gómez, ha mostrado su “sorpresa ante la presentación por parte de Vox de esta propuesta” cuando, según ella, se encuentra sobre la mesa el debate sobre la ilegalización de esta formación “ por atentar contra el ordenamiento jurídico".

La parlamentaria del PP Yolanda Ibarrola ha condenado los hechos sucedidos en Cataluña y ha criticado la “dejación de funciones” del Gobierno en funciones del socialista Pedro Sánchez para acabar recordando a Vox que la Asamblea no es un “foro para hacer campaña”.

Con todo y ya sea por convencimiento o viéndose arrastrados por la iniciativa de Vox, ambas formaciones ha acabado por apoyar la moción, que ha contado con los votos en contra de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos.

“Queremos una España unida, pero también en paz y libertad”, ha expresado el portavoz adjunto socialista José Manuel Rodríguez Uribes. “Querer ilegalizar partidos como el PNV que tiene 125 años de historia es ir contra la concordia que inspiró la Constitución y contra el pluralismo político que es un valor superior del ordenamiento jurídico”.

El diputado de Unidas Podemos Tito Morano ha sostenido que lo planteado se basa en "una normativa legal de Franco y de Mussolini", por lo que solo tiene un nombre: «fascismo».

El diputado Más Madrid Pablo Gómez Perpinyà ha defendido que Vox ha pasado "una línea roja" y ha calificado la iniciativa como "esperpento político y legal". "Ilegalizar a los partidos... ¿qué tupo de ley de la selva creen que tenemos por Constitución?", ha preguntado Perpinyà a la bancada.

Además de pedir al Gobierno la ilegalización de estas formaciones "con los instrumentos a su alcance o procediendo a las reformas legales que habiliten a ello", el texto aprobado por la Asamblea ha solicitado a la Unión Europea que inscriba a los CDR en la lista de organizaciones criminales y terroristas.

La moción también ha generado reacciones a nivel nacional. El diputado del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha considerado una "vergüenza" lo aprobado en la Asamblea de Madrid. "[Vox] ya sabemos que son los fachas de toda la vida, pero PP y Ciudadanos están dando muestras también de ser unos partidos más propios de un Estado bananero que de uno europeo", ha declarado Esteban desde Vitoria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento