Dos supervivientes del holocausto nazi en Grecia se reencuentran con su salvadora más de 70 años después

Dos supervivientes del holocausto nazi se reencuentran con su salvadora en Jerusalén.
Melpomeni Dina (en silla de ruedas) salvó de los nazis a varios miembros de una familia.
EFE

Las hermanas Sarah Yanai y Yossi, supervivientes del holocausto nazi en Grecia, lograron cumplir uno de los sueños de toda su vida: conocer personalmente a una de las mujeres gracias a la cual siguen vivas 70 años después.

La fundación Justos entre las Naciones, que lleva celebrando este tipo de encuentros desde hace 27 años, ha permitido que las hermanas y sus casi 40 nietos y bisnietos se hayan reunido por fin con Melpomeni Dina, su ángel de la guarda.

Durante la ocupación alemana de Grecia, Dina y sus dos hermanas escondieron a la familia Mordechai -de confesión judía- en una mezquita abandonada y después, cuando las cosas se complicaron, los acogieron en su casa. Cuando la situación se hizo insostenible, Dina y sus hermanas les ayudaron a huir en diferentes direcciones para evitar ser detectados, según cuenta la BBC.

"Ella salvó a toda mi familia y ahora puede ver a la gran familia que construimos, gracias a que nos salvó. Es tan increíble lo que hizo, corrió un peligro inimaginable al ocultarnos", dijo una de las supervivientes en declaraciones recogidas por EFE.

Melpomeni no pudo evitar las lágrimas al conocer a los nietos y bisnietos de la familia a la que protegió del nazismo. "Estoy muy feliz de verlos a todos ustedes y con buena salud", dijo. "Hay que enseñar al pueblo a hacer el bien, porque cuando uno hace algo bueno, lo volverá a recibir en algún momento de su vida", defendió.

Reencuentros que se extinguen

Lo que antes era una imagen habitual ahora parece condenada a extinguirse. De hecho, este encuentro bien podría ser el último que organiza Justos entre las Naciones, tal y como contó su vicepresidente ejecutivo, Sanlee Stahl, a Associated Press. "Esta va a ser probablemente nuestra última reunión", aseguró, debido a la "edad y fragilidad" de quienes lo vivieron.

Y es que, el paso del tiempo ha provocado que ya casi no queden héroes ni supervivientes del nazismo con vida o salud suficiente como para reencontrarse. Con su marcha, la memoria viva del holocausto se va extinguiendo poco a poco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento