Basel Ghalyoun, expulsado.
Fotografía de archivo del sirio Basel Ghalyoun (EFE). EFE
El sirio Basel Ghalyoun, absuelto por el Tribunal Supremo junto a otros tres condenados por la Audiencia Nacional en relación a los
atentados del 11-M, fue expulsado esta mañana con dirección a Damasco, la capital de Siria, debido a su situación ilegal en España.

Ghalyoun permanecía retenido en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) desde su puesta en libertad, el pasado jueves.

El sirio abandonó esta mañana España en un vuelo regular compartido por las compañías Iberia y Syriam Arab Air Lines con destino Damasco que salió del aeropuerto de Barajas pasadas las diez y media de la mañana. En el avión, que salió desde la T-4, viajaban policías españoles que le iban a custodiar hasta su llegada al país árabe.

Amnistía Internacional condena la expulsión de Ghalyoun
Así la expulsión se ha llevado finalmente a cabo a pesar de los esfuerzos para evitarla realizados por su abogado defensor, José Luis Abascal, que recurriró el auto de expulsión dictado contra su defendido y solicitó posteriormente el asilo en España. Ghalyoun llegó a iniciar una huelga de hambre para evitar ser expulsado de España.

Tras conocer la expulsión, Amnistía Internacional emitió un comunicado para denunciar que, en su opinión, se han vulnerado las normas internacionales que prohíben de manera expresa la devolución de una persona a un país donde pueda correr peligro de tortura o de malos tratos.