Basel Ghalyoun, absuelto el jueves por el Tribunal Supremo de los atentados del 11-M, será repatriado este domingo a Siria por encontrarse de forma irregular en España, según informaron fuentes policiales. Ghalyoun abandonó la cárcel de Pontevedra después de que el Supremo anulara la condena de la Audiencia Nacional a 12 años de prisión por pertenencia a organización terrorista.

Sin embargo, a pesar de ser absuelto, Ghalyoun no podrá continuar en España ya que se encuentra en situación irregular, un hecho que le comunicaron a la salida de la prisión los agentes de la Policía Nacional que le esperaban.

Para reconsiderar la pena

En este sentido, Amnistía Internacional España ha instado al Gobierno a que reconsidere la orden de expulsión que pesa sobre el sirio, que fue condenado por la Audiencia Nacional a doce años de prisión por su relación con los atentados del 11-M, posteriormente el Tribunal Supremo anuló su pena.

La responsable de política interior de Amnistía Internacional España, Virginia Álvarez, ha dicho a Efe que la organización "ha mostrado su preocupación, porque hay un riesgo importante de que (Ghalyoun) sea torturado y maltratado" en su país de origen.

Juicio injusto

Existe también la posibilidad de que "sea sometido a un juicio injusto por las acusaciones de pertenecer a un grupo islamista", ha añadido. Amnistía Internacional España ha explicado la "preocupante situación de derechos humanos que se vive en Siria, donde la tortura es usada ampliamente en todos los centros de detención, y las confesiones son obtenidas con todos los sistemas de tortura y usadas ante los tribunales".