Caso Madeleine, gris
.
Ha pasado un año, dos meses y 14 días desde que Madeleine McCann, a punto de cumplir cuatro años, desapareciera del apartamento vacacional de sus padres en Praia da Luz, en el Algarve portugués. En todo este tiempo se ha dicho de todo, pero las investigaciones nada han demostrado. El próximo lunes habrá "solución", según las autoridades policiales lusas.

Parece que la Fiscalía portuguesa podría dar el caso por cerrado sin presentar ninguna acusación
Esa "solución" es en realidad una decisión que dará a conocer el Fiscal General de Portugal, Fernando Pinto Monteiro y que ha de decidir entre tres opciones: abrir nuevas diligencias o investigaciones, trasladar el caso a un proceso judicial o darlo definitivamente por terminado sin culpables ni acusaciones.

Esta última opción es la más probable. Los McCann fueron considerados sospechosos, pero la Policía tuvo que reconocer que no existían pruebas contra ellos. En este tiempo también se ha señalado a Robert Murat, pero de momento tampoco hay acusación contra él. Se ha creido ver a Madeleine en Marruecos. Se ha buscado su cadáver en un pantano. Se han seguido pistas que llevaban a Chile.

Ninguna de estas vías ha aportado evidencias sobre el paradero de Madeleine McCann ni de lo que sucedió el 3 de mayo de 2007. La Justicia portuguesa mantiene el secreto del sumario, que ha prorrogado en dos ocasiones, pero se dio de plazo hasta finales de este mes de julio para decidir sobre él. El próximo lunes se acaba el tiempo.