Imagen de archivo de Madeleine McCann.
  • Kevin Halligen, de 56 años de edad, se hizo cargo de la desaparición de la pequeña hasta que los padres decidieron rescindir el contrato por incumplimiento.
  • Según el periodista británico Adrian Gatton, el investigador había caído en el alcoholismo en los últimos años. 
  • La empresa para la que trabajaba, Oakley International, llegó a embolsar 300.000 libras (345.000 euros) por la investigación del caso. 

Página 1 de 10